https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

«El Levante apostó fuerte por mí y no había dudas: era esto o nada»

Aitor Fernández realiza un saque en largo durante el partido de Zaragoza. /Levante UD
Aitor Fernández realiza un saque en largo durante el partido de Zaragoza. / Levante UD

Aitor Fernández Portero del Levante UD | «Hubo especulaciones pero yo acepté la oferta hace tiempo. El tema era que los clubes alcanzasen un acuerdo», desvela sobre su traspaso

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Aitor Fernández llegó al Levante UD con el aval de Paco López, que ya lo tuvo a sus órdenes en las categorías inferiores del Villarreal. Como buen vasco, probó con la pelota a mano -también practicó baloncesto- antes de decantarse por el fútbol. «En el frontón jugaba de delantero, la demarcación que ocupábamos los que teníamos menos fuerza... pero tranquilidad, en los saques con el brazo puedo pasar de medio campo», bromea. En su etapa en el club amarillo visitó alguna vez el trinquet de Vila-real. «Tampoco lo entendía mucho, es diferente a lo de allá», subraya. Al dilatarse las negociaciones con el Numancia, apenas tuvo tiempo para conocer el de Pelayo o cualquier otro lugar de Valencia antes de viajar a Ermelo para iniciar la pretemporada.

-Firmó, fue presentado y se marchó a una concentración. ¿Es eso lo ideal o preferiría haber tenido unos días para aterrizar?

-No, al final cuando uno llega a un club lo que quiere es conocer a la gente cuanto antes y la concentración es el mejor lugar para interactuar. Pienso que fue lo mejor para integrarme en el equipo.

-¿Cuáles fueron sus primeras impresiones del Levante?

-Sobre el equipo veo que hay un grupo muy humano, con gente normal. Eso en el fútbol suele ser difícil de encontrar y creo que ahí puede estar la clave este año.

-¿Y sobre el club?

-Que es un club muy familiar y que hace muy bien las cosas, tanto dentro como fuera del campo. Lleva ya muchos años en la élite y pienso que ahí esta la clave de los éxitos.

-Se le relacionó con otros equipos antes de que firmase por el Levante. ¿Tenía claro que quería venir aquí, o su objetivo era dar el salto a Primera?

-Yo quería dar el salto a Primera, eso está claro, pero vi que el Levante había apostado fuerte por mí. Creo que ha sido el equipo que más se ha interesado y no había dudas en ese aspecto: era el Levante o nada. Había un interés muy grande y estoy muy contento por haber firmado.

-Cuando se alargaron las negociaciones, ¿usted comunica al Numancia que quiere salir?

-Esas negociaciones vienen de atrás, desde finales de la Liga pasada. Comuniqué a mis agentes que quería estar centrado en el play-off de ascenso porque nos jugábamos muchísimo. Cuando acabamos ya me puse a ver si se encauzaba mi futuro. Expliqué a los clubes lo que había y desde el primer momento dije dónde quería estar. Es cierto que luego se alargó más de lo esperado. Quería venir el 9 de julio, cuando empezó el equipo, pero eso ya no dependía de mí. Yo acepté la oferta casi desde el primer momento y en ese sentido estaba tranquilo.

-Vamos, que por mucho que se haya hablado de otros clubes, había aceptado la oferta antes de que empezase la pretemporada...

-Sí. Luego ha habido muchas especulaciones, pero yo con el Levante había llegado a un acuerdo hace tiempo. Después el tema era que los clubes alcanzasen un pacto.

-En ese sentido, ¿hay algún momento que cree que se va a quedar en el Numancia? ¿Hubiera supuesto eso un gran inconveniente?

-No, un gran problema no, al final yo era jugador del Numancia. Tenía que apretar para estar físicamente bien porque yo había renovado hacía un año y estaba a gusto allí. Pero el sueño de cualquier futbolista es jugar en Primera.

-¿Se toma esta oportunidad como un ahora o nunca?

-No lo sé. Yo nunca me tomo las cosas así. Hubo una etapa de mi carrera en la que parecía que iba hacia el primer equipo del Athletic. Hace unos años me veía en el Barakaldo en Segunda B y me llegó la oportunidad de Segunda. Todo eso me enseñó que el fútbol son estados de forma y hay que estar bien porque nunca sabes cuándo te llegará la ocasión. En ese sentido estaba tranquilo pero es cierto que uno con 27 llega a la madurez y es mi momento.

«Deseo lo mejor a Oier, a Koke y para mí, y que luego sea el entrenador quien decida el que juega»

-¿Qué tienen de especial los guardametas vascos? Los últimos que han ocupado la portería del Levante han sido de allí...

-Bueno, dicen que el País Vasco tiene una gran cantera en portería. El Athletic cuenta con cuatro o cinco guardametas impresionantes que pueden jugar en Primera. Ha salido una buena hornada y habrá que aprovechar el tirón.

-El inconveniente es para los porteros, que sólo puede jugar uno...

-Bueno, no sé cómo lo tendrán previsto, pero al jugar uno tampoco pueden romperle la carrera deportiva a un guardameta.

-Ese problema lo tendrán aquí Oier y usted... ¿Van a llegar a pelearse por la portería del Levante?

-¡Qué va! Siempre hay una competencia sana entre los porteros, como ocurre con todos los jugadores. Hay que ayudar siempre al compañero y luego decidirá Paco López. Hay que trabajar duro para sumar al equipo y que esté confiado con el portero.

-¿Ese discurso se va disolviendo cuando un portero ve que le ha tocado ser el que no juega?

-Evidentemente, el que está de suplente quiere jugar, pero es que los demás también. Por ello no hay razón para enfadarse con la persona de su posición. Pelean por lo mismo y la competencia ha de ser sana.

-Oier acabó bien la pasada temporada y no sería extraño que fuera él quien fuera titular contra el Betis. ¿Cuánto puede aguantar un portero sin jugar?

-Creo que no es una cuestión de tiempo. No sé la respuesta a esa pregunta. Evidentemente juega uno y los demás tienen que esperar a que el compañero baje un poco la forma. Las oportunidades llegan así. Yo deseo lo mejor para Oier, Koke y para mí y luego que decida el míster.

-Defínase como portero...

-No me gusta, que sea la gente la que me defina. Igual digo que soy bueno en el juego aéreo y la lío por arriba... Ya se verá, lo que sí aseguro es que me voy a dejar la piel.

-Con las nuevas tecnologías se suele estudiar más a los rivales. ¿Es usted de esos porteros que analizan a los delanteros contrarios?

-Sí, hoy en día se tiende a controlar más a los rivales. Me gusta porque todo jugador tiene momentos críticos y de máxima dificultad, en los que tiende a hacer lo mismo.

Más sobre los porteros del Levante UD

Fotos

Vídeos