Las Provincias
Levante UD

fútbol | levante ud

El Levante abre la puerta a la venta

Paco Fenollosa, Quico Catalán y José Manuel Fuertes, ayer tras la reunión.
Paco Fenollosa, Quico Catalán y José Manuel Fuertes, ayer tras la reunión. / Irene Marsilla
  • Los miembros de la Fundación aprueban por 24 votos a favor y 6 en contra tras escuchar los detalles de la oferta americana

  • El patronato acepta empezar a negociar con Sarver

El Levante ha dado el primer paso hacia la venta del club. Ha abierto las puertas al inversor norteamericano Robert Sarver. Así lo decidió por amplísima mayoría ayer el patronato de la Fundación, máximo accionista de la entidad. Con 24 votos a favor, 6 en contra y una abstención, se acepta el comienzo de las negociaciones con el dueño de Phoenix Suns en los próximos días.

En la reunión, tras la votación se nombró una comisión negociadora encargada de hablar a partir de ahora con el estadounidense. Está compuesta por los presidentes del club y la Fundación, Quico Catalán y José Manuel Fuertes respectivamente, los consejeros y también patronos Luis Calero y Javier Martínez y el patrono de los accionistas minoritarios, Enrique Grima.

El actual máximo accionista hizo un comunicado oficial tras el encuentro para explicar la decisión. «El patronato ha reiterado que el Levante no está en venta. A la vista del interés manifestado por el inversor y la exposición de la propuesta, se ha decidido crear una comisión para seguir conversando sobre la misma», expuso.

Los encargados de explicar los detalles de la oferta fueron tres ejecutivos de la consultora KPMG y el despacho de abogados Sen Ferrero. El encuentro comenzó a las 17 horas y tuvo las ausencias de la Generalitat Valenciana y Feria Valencia, por lo que había 31 patronos presentes o con su voto debidamente delegado. A las 19:30 horas se marcharon los ejecutivos y poco más de una hora después ya se había realizado el voto y nombrado a la comisión negociadora.

La explicación, obviamente, resultó decisiva para convencer a los patronos, como demuestra la abrumadora mayoría del resultado. A pesar de que habitualmente en la Fundación se suele votar a mano alzada, esta vez se hizo de forma secreta, dada la trascendencia de la misma. Algunos patronos hicieron varias preguntas a los ejecutivos que la estaban explicando, y todos salieron satisfechos de la claridad con la que detallaron el proyecto.

Así lo comentaba José Manuel Fuertes. «Nos han hecho una propuesta que debemos trasladar al levantinismo, es interesante, con una aportación de capital que dejaría la deuda a cero y un futuro para el club que nosotros solos no creemos que podamos ofrecérselo a la masa social», indicó el presidente de la Fundación granota.

La propuesta del empresario norteamericano es de 56 millones de euros, y comprende la amortización de la deuda del club, en un mínimo de 16 millones. Prevé hacer una ampliación de capital de 30 millones y unas inversiones de 8 millones en fichajes para el equipo y de otros tantos para remodelar el estadio, construyendo palcos VIP para empresas y bajos comerciales. Junto a eso, compraría el 70% de las acciones de la Fundación por 4 millones de euros pero en total daría casi 6, dejando en torno a 1,5 millones en la caja del actual máximo accionista en previsión de que tenga futuros gastos.

El objetivo de Sarver es revalorizar el club y que en unos años las acciones multipliquen su precio, como ha hecho con los Phoenix Suns, gracias al buen rendimiento del club a todos los niveles y sobre todo a su explotación de la marca. Los patronos quisieron confirmar que efectivamente no está interesado en quedarse con los activos inmobiliarios, el estadio y la ciudad deportiva, que quedan fuera de la oferta.

«A partir de ahora la comisión se reunirá y fijará las líneas de la negociación, siguiendo las instrucciones que hemos tenido en la junta. No hay fecha de reunión prevista con la otra parte», aseguró Fuertes en referencia a Sarver.

La millonaria oferta permitiría por fin al Levante quitarse la losa de la deuda y poder dedicar más dinero a reforzar la plantilla y mejorar el club en todos los ámbitos. «Nosotros tenemos limitaciones económicas, hay que dedicar buena parte del presupuesto a cumplir con el convenio con los acreedores. Esto nos permitiría liberarnos de estos gastos que restan competitividad, y poder aplicarlo a la plantilla u otro tipo de mejoras», argumentó el presidente de la Fundación.

Se abre ahora el proceso negociador, ya que el Levante también pondrá sus condiciones, como ha venido informando LAS PROVINCIAS y ayer confirmó Fuertes. «Están por negociar muchas cosas, desde el precio, el número de acciones... Hay cosas innegociables, como el escudo, la camiseta, que el club se mantenga en la ciudad, o también darle a los socios la oportunidad de que puedan vender, igual que la Fundación, varias cosas», expresó. Aunque también se va a plantear una opción de recompra del actual máximo accionista si en futuro Sarver decide marcharse de Orriols. «Antes de que entre una tercera persona, que el club pueda volver al levantinismo», aseguró el dirigente granota.

Sarver quiere que el proceso sea rápido, de hecho, la semana pasada mantuvo una videoconferencia con Catalán y Calero, que le explicaron que el protocolo establecido marca unos tiempos más costosos. «Ellos han hecho un calendario para la realización de la inversión, aunque se les dijo que era imposible por el mecanismo que conlleva poner en marcha el patronato. Se requiere la autorización del protectorado de fundaciones y del Consejo Superior de Deportes», señaló Fuertes. Ayer se indicaba que el plazo mínimo para todo eso será un mes. No obstante, el inversor norteamericano quiere que le de tiempo a reforzar la plantilla en este mercado de fichajes y poner en marcha su proyecto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate