https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Iván López: «La lesión me ha hecho ser un titán de cabeza. Si te derrumbas tienes un problema»

Iván López trabaja en la ciudad deportiva de Buñol. / Levante UD
Iván López trabaja en la ciudad deportiva de Buñol. / Levante UD

«He pasado momentos muy duros, pero estoy contento de haberlos vivido. Me han hecho valorar el día a día con los compañeros», reflexiona el futbolista del Levante

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Iván López se queda sin vacaciones. «Me iré una semana, más que nada para que el recuperador limpie un poco la mente y seguir trabajando», comenta. Eso será del 18 al 24 de junio. Luego apretará de nuevo los dientes. «Quiero llegar al 100%, o lo mejor que pueda, a la pretemporada», asegura el lateral. Está de buen humor y ríe en muchas de sus respuestas. Casi ocho meses después de romperse el ligamento cruzado de la rodilla izquierda y pasar por momentos muy duros, vuelve a ser optimista.

-Hace unos días comentó a la salida del estadio que llegaría a más del 100% a la pretemporada...

-¡Eso es una utopía! (Ríe). La verdad, es mi ilusión y lo meto así en la cabeza: que llego bien, que paso por la derecha a mis compañeros y que estoy como un avión. Me gustaría que sucediese así, pero me da que va a ser imposible. Intentaré llegar al 100%, pero la pierna no funciona igual. He pasado una lesión muy larga y dura. Luego inicias un periodo de adaptación al campo y con los compañeros. Estoy tranquilo porque sé que llegará y trabajo para ello, pero será más complicado de lo que me pongo en la cabeza.

«Paco López ha tenido palabras de ánimo. Me gustaría devolvérselo con rendimiento»

-Más allá del momento de lesionarse, ¿cuál fue ese peor instante en que todo se nubla?

-Más de una vez, medio en broma medio en serio, he preguntado al recuperador: '¿Volveré a jugar a fútbol?'. Es la peor lesión que he sufrido en mi vida. Ese dolor no lo había sentido nunca y esa sensación de querer y no poder, ver que te gustaría estar mejor pero que no depende de ti... Yo a los tres meses me sentía bien, pensaba que llegaría a final de temporada como un avión. Me levanté un día con la rodilla hinchadísima y piensas: 'Algo no he hecho bien'. Te das cuenta de que la rodilla no ha madurado lo suficiente.

-¿Qué había hecho mal?

-Nada, simplemente que no era una rotura de cruzado normal. Los meniscos estaban muy tocados, a la rodilla le exigimos lo de un cruzado normal y se inflamó. Hubo que dejar dos o tres semanas de reposo y en ese tiempo pierdes mucho, pero son cosas que pasan. La lesión no es ABC, sino mucho más compleja. A día de hoy estoy contento, noto la rodilla perfecta y que esto va adelante. Ya veo la luz.

-¿Cuándo vuelve a sentir que sigue siendo futbolista?

-Hace poco. Esta semana ya he entrenado en campo, pero hasta un par de semanas atrás no había vuelto a tocar balón. Cuando ya ves que estás suelto con la pelota, que saltas, corres, que puedes esprintar... Lógicamente me falta aún, pero desde hace poco ya me siento bien. Tengo el gusanillo de entrenar y de competir, de sentir el hierro.

«A día de hoy estoy contento, noto la rodilla perfecta y esto va adelante. Ya veo la luz»

-¿Se aplica la conocidísima frase motivacional de 'lo que no te mata te hace más fuerte'?

-Todo lo que me ha ocurrido me ha hecho más fuerte, pero sí es cierto que no me había pasado nada como esto. Todo te fortalece y de cabeza esta lesión me ha hecho un titán. Pasan muchas cosas porque no ha sido una lesión normal por los meniscos y he tenido que ser una piedra porque si te derrumbas tienes un problema. He vivido momentos muy duros, pero estoy contento de haberlos pasado. Me van a hacer valorar lo que hago día a día, estar con mis compañeros. Parece una tontería, pero cuando estás solo se nota.

-Lesiones musculares sí que ha sufrido bastantes...

-Pero en una lesión muscular sabes que es ABC: una semana parado, otra readaptando y a la siguiente ya le estás metiendo caña para entrar con el equipo. Esto es muy diferente. Tienes que ir improvisando, al menos yo como jugador. Imagino que el readaptador lo tendrá pautado, pero yo no sabía cómo iba a responder la rodilla. Llegabas un día, te dolía y tenías que cambiar totalmente el entrenamiento. Salgo reforzado de la lesión y con unas ganas de comerme el mundo espectaculares.

-¿Quién ha sido su apoyo en los momentos más duros?

-Mi familia, siempre han estado ahí y me han ayudado, sobre todo esos dos primeros meses en los que no te puedes mover de la cama.

-¿Qué hizo en ese tiempo?

-¡Tomarme nolotiles para que no me doliera! Creo que poco. Jugar a la Play, ver series, que vinieran amigos... intentar distraer la mente para que no diera vueltas.

-¿Qué serie le ha marcado?

-Me gustó mucho 'La casa de papel', me la tragué enseguida.

-¿Cómo ha visto al equipo?

-Pues desde fuera no puedes hacer nada, sólo bajar al vestuario a animar a los compañeros... ¡he sufrido como un cabrón! Es cierto que luego he disfrutado lo mismo en los momentos buenos.

-¿Cuándo lo ha pasado peor, esta año desde fuera, o hace dos temporadas con el descenso?

-La sensación del descenso es más dura que cualquier otra cosa. Son sufrimientos diferentes. Este año hemos tenido momentos malos, pero no hemos llegado a entrar en descenso. Aquel año, estar con el equipo último y ver que no remonta el vuelo, fue bastante peor.

-Paco López sabía que no iba a contar con usted. ¿Le dijo algo o lo ha hecho ahora al final?

-Realmente he hablado poco con él, estuvo más con el equipo como es obvio porque tenía que organizarlo todo lo antes posible. Es cierto que siempre ha tenido palabras de ánimo para que siguiera trabajando. Me gustaría devolvérselo dentro del campo con rendimiento.

-La competencia se plantea dura. Contando a Shaq y si se queda Coke, se pueden juntar cuatro laterales derechos...

-Sí, pero estoy tranquilo. Estoy centrado en llegar al 100% y competir por el puesto. Después ya se despejarán las dudas sobre mi futuro.

-El año pasado se dijo que era la temporada de Iván. ¿Será esta?

-Ojalá. Yo pensaba lo mismo y empecé muy bien la temporada, creo que se reflejaba en que competía bien, pero al final la vida te da estos palos. No queda otra cosa que aceptarlos y salir más fuerte. Ahora no pienso en cómo será la temporada, sino en estar fuerte y en que todo llegará. Estoy tranquilo.

-¿Cree que ha llegado el momento de que el Levante piense en algo más que en la permanencia?

-Nuestro objetivo lo tenemos claro todos. Sabemos a lo que tiene que aspirar el Levante desde el principio. Luego si se tiene un buen año, podemos soñar.

Fotos

Vídeos