https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La jueza abre otra vía al Levante

La jueza abre otra vía al Levante

Competición incoa un nuevo procedimiento por posible alineación indebida del Barça

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

Vuelta de tuerca en el 'caso Chumi'. Ayer se abrió otra vía para el Levante en el conflicto con el Barcelona. Y es que la jueza única de Competición, Carmen Pérez, ha incoado un nuevo procedimiento que permitirá determinar si realmente hubo alineación indebida del conjunto catalán en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. El comité, que hasta ahora se había aferrado a que la denuncia granota había sido presentada fuera del plazo establecido, decide ahora entrar en el fondo de la cuestión.

La denuncia por quebrantamiento de sanción fue admitida a trámite ayer. Sin embargo, según apuntan desde la Federación Española, se trata de un proceso muy largo y que podría extenderse durante tres o cuatro meses. Incluso hay que nombrar un juez instructor. El Levante defiende que, más allá del breve plazo de 48 horas para reclamar, el Barcelona cometió una alineación indebida al incluir en el once inicial a Chumi, quien estaba sancionado con el Barça B por acumulación de amonestaciones.

Hasta ahora, tanto Competición como Apelación han esquivado aclarar si hubo alineación indebida o no. Se han limitado a sostener que la denuncia del Levante se había presentado fuera del plazo establecido por el reglamento de la Federación. Sin embargo, el club azulgrana entiende que las infracciones graves prescriben a los tres años y que, en este caso, el período permanecería abierto. La jueza Carmen Pérez ha trasladado el nuevo procedimiento a las partes para que puedan alegar.

Sin embargo, ayer por la mañana el Levante se llevó un duro revés. Y es que el TAD se reunió de urgencia, aunque sólo lo hizo para rechazar la suspensión cautelar del cruce copero entre el Barça y el Sevilla. El órgano aplazó su dictamen sobre el recurso presentado por la posible alineación indebida del Barcelona. En Orriols vieron frustrado su objetivo, ya que la eliminatoria ha seguido su curso sin que se conozca la postura del Tribunal Administrativo del Deporte sobre el conflicto.

Ante esta situación, el Levante se siente bloqueado. Permanece a la espera de la resolución del TAD, la última instancia sobre cuestiones disciplinarias deportivas. Mientras, el cruce entre el Sevilla y el Barcelona avanza. Además, la notificación sobre la decisión del tribunal llegó a las oficinas del Ciutat de València sólo unos minutos antes de las dos de la tarde. De esta forma, la entidad granota se quedó sin posibilidad alguna de insistir con la solicitud de la suspensión cautelar en caso de que hubiesen querido continuar presionando antes del partido celebrado anoche en el Pizjuán.

La determinación del TAD trascendió muy pronto. Sin embargo, el tribunal no la trasladó oficialmente al Levante hasta las 13:50 horas aproximadamente. Un hecho que sorprendió a la cúpula granota, que esperaba una mayor diligencia. En Orriols desconocen cuándo se producirá la reunión definitiva.

Habitualmente, el TAD se cita los viernes, aunque desde el órgano no han comunicado al Levante que mañana se vaya a abordar el candente asunto. En cualquier caso, cuando llegue el momento de deliberar, el tribunal se posicionará únicamente sobre las alegaciones. Es decir, no va a aclarar si el Barcelona cometió alineación indebida en el Ciutat de València. Simplemente ratificará o revocará las resoluciones anteriores de Competición y Apelación.