Las Provincias
En primer plano, el empresario José Luis López. :: irene marsilla
En primer plano, el empresario José Luis López. :: irene marsilla

José Luis López será el máximo accionista individual del Levante UD

  • El empresario y expresidente del club se gastará más de 400.000 euros para hacerse con 6.000 participaciones de la entidad granota

El empresario y expresidente del Levante UD José Luis López va a dar un golpe de efecto en la casa granota con la compra de 6.000 acciones del club. López, máximo mandatario de la entidad entre 1993 y 1995, se va a gastar 406.800 euros para convertirse en el accionista individual con el mayor número de participaciones en su poder. La petición de López debe pasar por la comisión ejecutiva, que es quien tiene que dar luz verde a la operación.

El Levante se encuentra en estos momentos en pleno proceso de elección de una parte de los patronos de la Fundación Cent Anys, que es el órgano que controla la mayoría accionarial del club -en torno a un 69%-. La semana pasada se aprobó que los 12 patronos que hay que nombrar -seis por parte del consejo y otros seis de libre designación por parte de la propia Fundación- salgan de las 37 personas que se presentaron para optar al puesto. Un fórmula de elección que avaló el propio presidente de la entidad, Quico Catalán, que impulsó que hasta los patronos que tenía que elegir el consejo salieran de ese listado.

El golpe de efecto de José Luis López le convertirán en el máximo accionista individual de la entidad granota. López, que ya tenía a su nombre más de medio millar de participaciones, sumará 6.000 participaciones más y se situará por encima de Emilio Pechuán -que tiene 3.000- y de la familia Boluda -suman en torno a las 2.500-.

El acuerdo para nombrar a los nuevos patronos de la Fundación será a razón de una acción un voto, por lo que López parte en una situación privilegiada para poder elegir a aquellos que sean más afines a sus intereses. La otra opción es que el resto de accionistas hagan frente a la fortaleza accionarial del empresario, que en los últimos tiempos se ha posicionado cerca de los postulados del Frog, la plataforma crítica que ha surgido con la petición de que existan mayor democratización del club. La decisión de Catalán de que hasta los patronos que correspondían elegir al consejo fueran votados por los accionistas fue muy bien recibido por este grupo crítico que lidera, entre otros, por Tomás Pérez exvicepresidente de la entidad granota. El Frog pretende ser la voz de los accionistas minoritarios del Levante.

La Fundación Cent Anys, que ostenta la mayoría accionarial, ya anunció que su posición en la elección de los nuevos patronos sería la de la abstención.

El golpe de efecto de López no tiene precedentes. De hecho, la Fundación puso a la venta en 2013 un total de 23.963 participaciones, de las que a 30 de junio de este año sólo se habían suscrito 6.845 participaciones. A partir de ahora, la posición del empresario valenciano, que no hace mucho evitó la desaparición del trinquet de Pelayo, será tenida muy en cuenta en el seno del levantinismo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate