https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Indignación en un consejo que viaja en pleno al Wanda

Oier recibe el gol de Griezmann de penalti. / REUTERS/Sergio Pérez
Oier recibe el gol de Griezmann de penalti. / REUTERS/Sergio Pérez

El Levante exige en un comunicado que los árbitros aclaren el uso del VAR y por primera vez asisten los nuevos dirigentes | Una docena de ejecutivos granotas ven el partido en el palco y Cervera se fija en la cubierta del estadio, aunque es algo diferente a la que se hará en el Ciutat

JOSÉ MOLINSMADRID.

La decisión del VAR en el penalti acaparó la atención en el césped y provocó la indignación en el palco. El consejo de administración del Levante viajó al Wanda en pleno, con los 12 miembros (y la única ausencia de Pedro Catalán por enfermedad), en lo que supuso el debut de los cinco nuevos dirigentes en un desplazamiento. Y la decisión que tomaron fue emitir un comunicado oficial tras el partido en el que informaban que el club solicitará al Comité Técnico de Árbitros «que se pronuncie sobre los criterios interpretativos que utiliza cuando aplica el VAR».

Este verano el citado Comité informó a los clubes de que se añadía a la normativa reglamentaria una circular, llamada número cuatro, en la que explica que las manos apoyadas sobre el césped en las que el jugador no hace ningún movimiento por tocar el balón, no deberán sancionarse. Exactamente como ocurrió la de Vukcevic ayer. Pero sin embargo el VAR, tras revisar las imágenes por televisión, apuntó al árbitro que sí debía ser penalti, en contra de la normativa.

Por eso la entidad granota, en el comunicado de ayer, exige saber «quién, durante cada partido, debe aplicar la circular normativa y también el reglamento para saber cómo debe gestionarse una jugada». La implantación del videoarbitraje esta temporada ha solucionado muchas jugadas polémicas, pero sigue sin ser plenamente eficaz. Hasta ahora el Levante no había sufrido errores considerables, ya que en el Bernabéu corrigió dos acciones que favorecieron al equipo azulgrana y en Huesca concedió el gol de Boateng, además de otras acciones menores en otros encuentros.

Este verano los árbitros informaron a los clubes de que las manos apoyadas en el césped no eran penalti

Pero la desacertada decisión de ayer provocó el enfado de los consejeros del club, que no entendían tras el encuentro cómo se había señalado el penalti. Fue curioso ver en el palco del Metropolitano a la nutrida representación granota. No es nada habitual que un club lleve una docena de consejeros fuera de casa. Y probablemente no volverá a pasar muchas veces más, pero sirvió de bautismo para los nuevos, que se estrenaron el pasado martes en la primera reunión.

El sábado habían acompañado al equipo Paco Fenollosa y Miguel Ángel Ruiz, mientras que ayer fueron en el primer AVE de la mañana el presidente, Quico Catalán, junto a Ramón Vilar, Luis Calero, Javier Martínez y Víctor Martínez. A los que se sumaron Marisa Blay, Juanjo Alabau, José Danvila, Braulio Pastor y Pablo Sánchez. Incluso viajó el secretario del consejo, Jorge Lucas.

La entidad reclama que el Comité «se pronuncie sobre los criterios interpretativos del VAR»

También asistió Luis Cervera, director de operaciones, que aprovechó para ver la cubierta del Wanda, aunque hay diferencias importantes con la que se va a construir en el Ciutat el próximo mes de mayo, especialmente en el aspecto exterior, porque la del Metropolitano tiene una forma singular y está integrada en la fachada.

Y otro de los presentes en el Metropolitano fue el director deportivo, Tito Blanco, en pleno mercado de invierno y con su futuro por decidir. Será a partir de febrero cuando el consejo valore si ofrece al alicantino la renovación o le comunican que prescinden de él. Mientras tanto, Tito vio cómo Dwamena se quedaba fuera de la lista y Doukouré no jugaba, aunque los que se marcharán este mes son Samu García y Sadiku, que no tiene ficha.