https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

A Huesca sin Campaña ni Morales

Acrobático salto de Campaña para controlar el balón, ayer en Orriols. / jesús signes
Acrobático salto de Campaña para controlar el balón, ayer en Orriols. / jesús signes

La ausencia de Toño devuelve al Comandante a la banda aunque acaba de delantero

PEDRO CAMPOS VALENCIA.

No todos los días son domingo. El viernes noche en Orriols acabó en catástrofe. Y eso que pintaba bien. Una primera parte de lujo y con un tanto para recordar. Porque Chema se ha especializado en marcar golazos frente a la Real Sociedad. La temporada pasada se lució con una volea histórica desde fuera del área con la que Rulli todavía sueña. Un zurdazo propio de crack. Era la primera vez que marcaba en Primera División. El albaceteño -nació en Caudete el 3 de marzo de 1992- recibió un pase de Morales y no se lo pensó. «Está mal que lo diga yo, pero el gol ha sido bonito», manifestó. El de ayer tampoco fue feo, aunque recibió la ayuda de Diego Llorente. El lanzamiento desde la frontal del área rozó en el nuevo internacional español y despistó a Moyá. El Levante se ponía por delante y la noche prometía.

Una primera parte excelente y un inicio de segunda también hermoso. Pero no fue el día. La Real Sociedad se puso a jugar al fútbol y los azulgrana se olvidaron de ello. Los hombres de Garitano agradecieron el regalo y se dispusieron a marcar goles. Tres para dar la vuelta al marcador. Y si la derrota es dolorosa después de dos victorias consecutivas en el Ciutat de València, todavía molesta más que haya enviado a dos de sus jugadores imprescindibles a la nevera por tarjetas. El viaje a Huesca se producirá sin Campaña ni Morales. Titularísimos para Paco López. El que lleva la manija del equipo y el que ofrece algo diferente. El metrónomo y la velocidad hecha persona. Será difícil encontrar sustitutos para ambos en un encuentro importante para dejar a los aragoneses en el fondo y mantener la brecha con los equipos de abajo. El Levante tiene que seguir pensando en alejarse cuando antes de forma definitiva del descenso pese a estar rozando las posiciones europeas. Que nada nuble el objetivo principal.

Tanto Campaña como Morales han sido reclamados por los buenos aficionados al fútbol como posibles para la selección. El sevillano -internacional en categorías inferiores- volvió a demostrar su valía. Siempre certero en el pase. El Comandante, en cambio, no tuvo su mejor noche. La ausencia de Toño, castigado por el entrenador tras su traspié nocturno al dar positivo en un control de alcoholemia pasadas las cuatro de la madrugada, devolvió al madrileño a la banda, de donde había emigrado desde el cambio de sistema. Con el 3-5-2 que tanto éxito le está dando al Levante, Morales ocupaba la delantera junto a Roger. Ya fue hacia el final del encuentro, en el momento en el que Coke sustituyó a Borja Mayoral, cuando el Comandante regresó a la vanguardia del equipo. Pero no fue uno de los días en los que le sale todo. Al revés, los uno contra uno que disputaba eran frenados por los zagueros donostiarras, que durante diez minutos parecieron el Milan de Sacchi para darle la vuelta al marcador. Un golpe doloroso que tiene cura con los tres puntos de Huesca, aunque sea sin sus dos figuras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos