https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Un Hernani eléctrico da el triunfo al Levante

Hernani, durante el encuentro. / adolfo benetó/Lud
Hernani, durante el encuentro. / adolfo benetó/Lud

Los de Paco López completan un partido serio en el que el acierto de la primera parte sirve para llevarse la victoria | El cuadro granota estrena la equipación blanquiazul en un encuentro que sirve para continuar cogiendo forma y mejorar las sensaciones del debut

JAVIER GASCÓ

En el segundo test de preparación del Levante, los de Paco López saltaron al césped de un abarrotado Pinatar Arena ataviados con el nuevo uniforme blanquiazul. Un estreno de tal calibre merecía a los mejores protagonistas, por lo que el técnico de Silla alineó dos onces de categoría. En la primera parte, con la más sólida de las defensas comandada por un espléndido Oier y la electricidad de un enchufado Hernani por banda, el conjunto granota demostró las ganas de resarcirse de la derrota del debut, pero el gol tardó en llegar.

Los primeros minutos fueron un monólogo levantinista. El Murcia veía cómo los de Orriols controlaban el esférico. Las ocasiones caían del lado granota por su propio peso. Con el paso de los minutos, el equilibrio llegaba al terreno de juego. El exvalencianista Rafael Chumbi lo intentó, pero la pareja formada por Vezo y Cabaco se hizo fuerte y no permitió el gol del conjunto grana. Oier tuvo que sacar una mano providencial, con la que reivindicó su continuidad. Todos querían lucirse en el segundo encuentro de la pretemporada.

El ritmo bajó en la recta final de la primera parte, pero los nuevos fichajes se pusieron de acuerdo para abrir la lata antes del ecuador. Sergio León asistió y un destacado Hernani se estrenó como goleador granota. El Murcia tuvo las ocasiones más claras, pero el Levante, a diferencia del sábado, supo aprovechar las suyas y adelantarse en el electrónico.

En el inicio de la segunda mitad, la principal novedad fue el debut de Prcic, que cerca estuvo de aumentar las diferencias con un tiro de calidad desde el borde del área. La del bosnio fue la ocasión más clara de un equipo, que con la sustitución del propio Prcic por Iván López vio cómo el Murcia le ganaba terreno e incluso hacía intervenir a Cárdenas, que demostró el nivel de los tres porteros con los que cuenta el míster y salvó al Levante con un paradón. El peligro no acabó ahí, ya que la ocasión sirvió al Murcia para venirse arriba y el larguero evitó que llegase el empate.

El Levante puso pausa y cerca estuvo de subir el segundo al marcador con un cabezazo de Roger, a la salida de un córner, que acabó con un disparo desviado de Rochina. Los de Paco López completaron un serio partido que concluyó con el ambiente caldeado y con Chema en los vestuarios antes de tiempo por una tángana. Un cuadro granota con carácter supo sufrir y cerró un ajustado encuentro con buen sabor de boca y la primera victoria del nuevo curso bajo el brazo.