https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La herencia de Tito

Tito Blanco, durante la presentación de Cabaco. / jesús signes
Tito Blanco, durante la presentación de Cabaco. / jesús signes

El Levante ya cuenta con 30 futbolistas y 23 de ellos llevan la firma del alicantino | El club blindó a Campaña y Bardhi, los principales éxitos del de Benidorm, mientras que jugadores como Sadiku o Ivi tienen un futuro incierto

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante encara el mercado estival con la tranquilidad de saber que las bases ya están sentadas. Aunque hay varios asuntos pendientes: negociaciones abiertas, futbolistas con su futuro en el aire y la necesidad de aligerar la plantilla. De ahí que urja encontrar un nuevo director deportivo. Un relevo para Tito Blanco, quien ha dejado una abultada herencia. Y es que el club ya cuenta con 30 futbolistas con contrato para la próxima temporada. Y 23 de ellos llevan la firma del alicantino, ya que aterrizaron en Orriols durante su etapa.

El presidente azulgrana, Quico Catalán, intensifica la búsqueda del nuevo director deportivo y la idea es que esta misma semana resulte clave. El entrenador granota, Paco López, permanece a la espera de acontecimientos para avanzar en la planificación del curso que viene. Dentro de los 30 jugadores con los que existe un vínculo actualmente, sólo siete ya formaban parte del Levante antes de que Tito asumiera la responsabilidad en la confección de la plantilla. Se trata de Toño, Iván López, Rubén García, Morales, Roger, Koke Vegas y Pepelu. Cabe recordar que el alicantino aterrizó en Orriols el 20 de mayo de 2016.

A lo largo de sus tres años como director deportivo del Levante, Tito ha destinado 35,95 millones de euros a la compra de futbolistas, mientras que la entidad se ha embolsado 57 kilos en ventas. Los últimos traspasos, los de Lerma y Boateng, han resultado históricos.

Uno de los grandes retos del Levante de cara al verano pasa por retener en la plantilla a Campaña y Bardhi. Se alzan como los principales éxitos de Tito en el Ciutat de València. El mediocentro sevillano fue blindado en abril con un cláusula de rescisión de 60 millones y, seis meses antes, el club ató al macedonio incrementando su precio hasta los 50 kilos. Ambos futbolistas están en la agenda de potentes equipos, por lo que todo apunta a que llegarán suculentas ofertas.

En el otro lado de la balanza hay futbolistas como Ivi, quien vuelve tras dos infructuosas cesiones, o un Sadiku por el que existe opción de recompra. En absoluto han cumplido con las expectativas, por lo que su futuro está en el aire. Los fichajes más caros de la historia de la 'era Tito' son Vukcevic, Dwamena y Simon. Buscan más protagonismo.

Antes de su salida, Tito ya dejó acordados los fichajes de Clerc, Miramón y Hernani, quienes quedarán libres el 1 de julio. Además, Paco López aspira a seguir contando con los tres futbolistas que han jugado como cedidos durante el último curso: Róber, Vezo y Mayoral.