https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El futuro de Tito no se decidirá mientras se luche por la salvación

M. R. VALENCIA.

El futuro de Vicente Blanco 'Tito' al frente de la dirección deportiva del Levante se ha convertido en el culebrón de la temporada. Es más, los acontecimientos han motivado que el desenlace, esperado desde finales de año, se aplace todavía algunas semanas. Aunque era un secreto a gritos, el presidente granota, Quico Catalán, expresó ayer públicamente que no se tomará una decisión mientras el primer equipo esté luchando por la salvación. «Sinceramente es una decisión que tenemos que tomar y que tomaremos. No se nos pasa reflexionar sobre nada cuando el objetivo primordial es la permanencia», indicó el dirigente durante la presentación del Proyecto FER en l'Alqueria del Basket.

Sobre Tito, el consejo decidió recientemente que trabajaría codo con codo con Quico Catalán en la confección de la próxima plantilla y que la decisión se tomará más adelante. Ahora el presidente ha fijado el siguiente plazo: la consecución del objetivo. Y en esa empresa, para el Levante es vital el derbi del domingo en Mestalla, donde el presidente granota no firma el empate: «Vamos con la intención de ganar porque creo que tenemos argumentos. Sabemos de la dificultad, que el Valencia es un equipo importante, pero en esas plazas siempre hemos competido bien».

Catalán admitió que está «más preocupado» que hace un mes, pero tranquilo y confiado en el equipo. Sobre sus quejas por el VAR, y preguntado si deberían haberse producido antes, se ambiguo: «No lo sé. Al final si pensamos que debería haber hablado antes, es porque pensamos que las declaraciones influyen en los árbitros y mi intención no era esa. Lo de San Mamés fue la gota que colmó el vaso... con lo que nos han perjudicado, seguramente ya tendríamos los puntos necesarios para salvarnos».