https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La Fundación, a saldar su deuda por la vía rapida

Quico Catalán y Nacho García, en la última junta. / jesús signes
Quico Catalán y Nacho García, en la última junta. / jesús signes

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. Después de dos años y medio paralizada, la venta de acciones del Levante se reanudó el pasado martes. La Fundación Cent Anys, propietaria del 69,04 por ciento del capital social del club, confía en que el proceso sea un éxito. Y es que, en tal caso, podrá saldar la deuda bancaria que mantiene desde finales de 2009. Para cumplir el objetivo, deberá vender al menos el 70 por ciento del paquete que ha salido al mercado.

El pasado martes, la Fundación puso a la venta 17.877 acciones al precio unitario de 135 euros. De esta forma, el órgano necesita que la afición adquiera al menos 12.600 títulos para alcanzar unos ingresos próximos a 1,7 millones de euros, que se trata de la deuda pendiente de amortizar. Cifras que serían consideradas exitosas teniendo en cuenta los antecedentes.

En 2009, la Fundación solicitó un crédito bancario de unos siete millones para hacerse con la mayoría accionarial del Levante, que estaba en la autocartera del club. Cabe recordar que, en 2014, el patronato llegó a un acuerdo con la entidad financiera para alargar los plazos del préstamo, pasando a vencer en mayo de 2022. El órgano azulgrana, que va cumpliendo con los pagos, dispone de tres años para saldar una deuda que actualmente ronda los 1,7 kilos.

De esta forma, si la Fundación logra vender el 70 por ciento de las 17.877 acciones a la venta, estará en condiciones de amortizar definitivamente el crédito. Para ello, habrá que estimular la demanda. Y es que, entre 2013 y 2016, fueron adquiridos menos de 7.000 de los 23.963 títulos ofrecidos pese a que su precio era de 67,80 euros.