https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Flexibilidad por sistema

Morales, ayer en el entrenamiento del Levante en Buñol. / lud
Morales, ayer en el entrenamiento del Levante en Buñol. / lud

Paco López ha utilizado tres esquemas distintos esta temporada en el LevanteEn Huesca el técnico acabó con un 4-3-3 que sirvió para lograr el empate y reconoce que el equipo siempre ensaya varios dibujos

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

A Paco López no le gustan las fórmulas fijas, inamovibles, sino que es partidario de los cambios y de adaptarse a las circunstancias. Entrenador práctico que busca el máximo rendimiento, el técnico del Levante ha exhibido su flexibilidad y ya ha empleado tres sistemas distintos en lo que va de temporada. En Huesca se la jugó para evitar la derrota y lo consiguió variando el esquema a un 4-3-3, que se suma como alternativa al 3-5-2 y al 4-4-2 que había utilizado hasta el momento.

El pasado sábado en El Alcoraz, con 2-1 en contra, el valenciano sustituyó al central Cabaco para reforzar la delantera con Boateng. Con el cambio, el ghanés formó un tridente inédito con Roger y Mayoral, los tres mediocentros abarcaban más terreno y los carrileros se transformaron en laterales. Nueve minutos después de la recomposición táctica, Boateng marcó el empate que le dio un punto al Levante.

El entrenador granota ya ha explicado en alguna ocasión que no le da excesiva importancia a los sistemas de juego. De hecho, el equipo entrena los tres dibujos habitualmente, por si, como ocurrió en la pasada jornada, debe usar uno de ellos en un momento concreto de cualquier partido.

La clave es la polivalencia de muchos futbolistas de la plantilla. Capaces de adaptarse a varias posiciones, lo que permite que Paco López pueda permitirse cambios de sistema con los que sorprender al rival. Morales ha actuado esta temporada de mediapunta, delantero, carrilero y extremo por ambas bandas, Bardhi igual hace de mediocentro que se desenvuelve en las tres zonas de la mediapunta y Coke el sábado empezó de mediocentro y terminó el partido de lateral derecho. Son algunos de los muchos ejemplos de una plantilla que ofrece múltiples soluciones.

En el inicio de la temporada, el entrenador comenzó utilizando un 4-4-2, igual que hizo en la campaña pasada. Pero tras la lesión de Coke decidió poner en práctica un 3-5-2, en el que Cabaco fue el principal beneficiado al entrar en esa línea de tres centrales. Con ese dibujo llegó la fantástica racha de cuatro victorias consecutivas, y pese a las bajas y la derrota ante la Real Sociedad se mantuvo el sábado en Huesca. Hasta que Paco López lo varió de forma decisiva al final.

Para el lunes que viene en la visita del Athletic al Ciutat el técnico va a recuperar a cuatro jugadores fundamentales como Postigo, Campaña, Morales y Rochina, que fueron baja en El Alcoraz. Los tres primeros volverá directamente al once, mientras que Rochina lleva un mes parado por su lesión. Ante la variedad de sistemas no se sabe aún si el de Silla apostará por dar continuidad al esquema que empleó en los últimos minutos del encuentro, el 4-3-3, o preferirá volver a confiar en el de los tres centrales, que se ha afianzado en las últimas ocho jornadas con buenos resultados, con sólo una derrota.

Más

 

Fotos

Vídeos