https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Un final para sentar las bases

Los jugadores del Levante realizan el calentamiento durante un entrenamiento en el Ciutat de València./MANUEL MOLINES
Los jugadores del Levante realizan el calentamiento durante un entrenamiento en el Ciutat de València. / MANUEL MOLINES

«Debemos intentar que no se escapen muchos puntos más del Ciutat», desliza Muñiz | El entrenador recupera a Bardhi para recibir esta noche al Leganés, que llega a Orriols mermado por las bajas y supera en tres puntos al Levante

MOISÉS RODRÍGUEZ

Orriols cierra esta noche un año que se ha desventado en el tramo final. El levantinismo descorchó 2017 en plena lucha por el ascenso, en medio de una temporada en la que casi todo salió bien. Llegó del verano y el equipo dio a su afición razones para soñar con otra temporada confortable, a pesar de que Muñiz avisó de que en Primera se iba a padecer. Y el sufrimiento llegó con el otoño. Ahora, en pleno invierno, el equipo está más incómodo de lo que dice la clasificación. El pasado viernes recuperó algo de crédito en el Pizjuán, pero necesita ya dar una alegría al Ciutat.

«Sería un buen momento para confirmar las sensaciones que tuvimos en Sevilla ante un rival que está como nosotros», incidió Muñiz. El Leganés llega con sólo tres puntos menos que el Levante: tiene un partido menos, el aplazado ante el Real Madrid, por lo que la lógica dice que ahí no debería sumar. Sí le ha venido bien a Garitano el descanso: a pesar de acumular ya semana y media sin competir, cuenta con sólo 18 futbolistas de la primera plantilla para el encuentro de esta noche.

Muñiz, por el contrario, recupera un efectivo, Bardhi, que no viajó a Sevilla por problemas musculares. «Está en buenas condiciones. No ha tenido ninguna molestia en los entrenamientos», afirmó el asturiano. A cambio, el entrenador pierde a Chema, por lo que se queda sin su pareja de centrales preferida: la otra vez en la que sucedió esto -ante el Atlético fue baja Postigo- se encajó una contundente derrota.

«El Leganés es serio y rocoso, con un entrenador que trabaja bien a sus equipos y que rentabiliza muy bien los goles. Es un ejemplo para los que hemos ascendido. Se ha mantenido en Primera con sacrifico, con muchos partidos al límite y los ha sabido jugar», señaló Muñiz. Apela al sufrimiento. Al que avisó que iba a llegar cuando empezó la temporada, en los momentos de máxima ilusión. «Ganar esta jornada te permite subir puestos y colocarte en una situación bastante tranquila», incidió el preparador granota.

El asturiano cambió el viernes los laterales, dando la alternativa a Pedro López y Luna, dejando fuera de la lista a Shaq y sentando a Toño. Pese a que hace cuatro días que se compitió, entiende que los futbolistas están en condiciones de hacerlo esta noche. La gran decisión está en el acompañante de Postigo. Una opción es darle la oportunidad a Cabaco y la otra, apostar por Rober Pier. Eso concedería casi seguro otra ocasión a Lukic, aunque la gran duda de Muñiz es si da entrada a Bardhi. El macedonio, aunque no es el de inicio de curso, concede llegada en ataque. El equipo necesita gol para ganar ya en casa. Sentar las bases en este final de año de cara a sufrir lo menos posible en 2018.

Más

Fotos

Vídeos