https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Fichar caro sale muy caro

Vukcevic durante un entrenamiento la temporada pasada. /LP
Vukcevic durante un entrenamiento la temporada pasada. / LP

El Levante busca un medio y un delantero tras los fiascos de Vukcevic y Dwamena | El club también pretende un extremo ante las dudas con Moses Simon, por el que se pagaron seis millones

JAVIER GASCÓVALENCIA.

La venta de Jefferson Lerma supuso un antes y un después en la historia del Levante. Con un presupuesto para fichajes inusual para la entidad granota, la secretaría técnica, con Tito a la cabeza, no escatimó en gastos y supero todos los récords del que, hasta entonces, había sido uno de los clubes más humildes del fútbol español.

Las llegadas de Vukcevic, Dwamena y Moses Simon superaron en el aspecto económico a la de Mauricio Cuero, que se situaba en lo más alto de la clasificación con un montante superior a los 3,5 millones de euros.

El fichaje del serbio supuso un desembolso de 9 millones para las arcas granotas, mientras que Dwamena y Simon Moses costaron entre 5 y 6 millones cada uno.

Un año después, tras una temporada en la que ninguno de los tres cumplió con el rendimiento esperado, la secretaría técnica de Orriols rastrea el mercado para encontrar un centrocampista defensivo, un delantero y un jugador de banda, entre otros. Precisamente, las posiciones que ocupaban los tres romperecords granotas, que no tuvieron la suerte esperada con su nuevo club.

Una recaída de la lesión de pubis que le dejó sin Mundial privó a Moses de los minutos necesarios para sacar a relucir su calidad. Raphael Dwamena, que llegó desde el Zurich suizo con 25 goles en menos de dos temporadas, ilusionó a la dirección deportiva que depositó en el ghanés unas esperanzas que se diluyeron rápidamente con el inicio del curso futbolístico. Por su parte Nikola Vukcevic llegó a Orriols sin estar en su mejor estado de forma, pero con la moral por las nubes. Hasta tal punto que el serbio incluso se atrevió a marcarse el objetivo de jugar competiciones europeas de la mano de Paco López. Un objetivo lejano a la realidad, ya que el costoso centrocampista únicamente participó en 17 partidos con la camiseta azulgrana debido a su baja forma física que desencadenó en continuas lesiones que lo apartaron de los planes del míster.

La presión se apoderó de los tres jugadores que de cara a la nueva temporada tratarán de resarcirse y demostrar su verdadera valía. Dwamena lo hará lejos del Ciutat, cedido en el Zaragoza. Mientras que Simon Moses y Vukcevic pelearán por un sitio en el once de Paco López.

Por el momento, el serbio, con su futuro aún sin definir, no tiene competidor puro en una posición en la que el técnico de Silla ya ha probado a varios jugadores. Melero, Manzanara o incluso Prcic podrían ser las alternativas a un puesto en el que el nombre de Radoja, cuyo coste sería mucho menor al de Vukcevic, es el deseado por la secretaría técnica.

Por su parte, Simon Moses, que todavía no ha vuelto de sus vacaciones tras su gran papel con Nigeria en la Copa África, no parte de titular en el 4-3-3 de Paco López, pero tratará de ganarse un puesto en una plantilla que ya cuenta con seis refuerzos y un gasto total de 13 millones, con los que se tratará de dejar atrás el amargo recuerdo del verano pasado.

Más