https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Fahad está suspendido por dopaje

Fahad controla un balón durante un entrenamiento en su etapa en el Levante. / lud
Fahad controla un balón durante un entrenamiento en su etapa en el Levante. / lud

El futbolista saudí cumple una sanción de un año desde mayo por un positivo en abril | El jugador, de efímero paso por el Levante merced a un acuerdo publicitario, presentó restos de anfetamina en dos muestras de sangre

M. RODRÍGUEZVALENCIA.

La carrera deportiva de Fahad Al-Mowallad va a estar salpicada de eventos curiosos, casi rocambolescos. El futbolista saudí que tuvo un paso efímero por el Levante en 2018 merced a un acuerdo comercial está ahora suspendido por dopaje. El atacante no podrá volver a disputar en un año un partido oficial ni amistosos, y tampoco tiene permiso para entrenarse con un equipo profesional, después de dar positivo en dos muestras sanguíneas tomadas a principio de abril. La sanción comenzó el 9 de mayo, según la resolución del Comité Antidopaje de Arabia Saudita (SAADC) del que se hizo eco la prensa del país.

De acuerdo con estas informaciones, a Fahad se le habían detectado rastros de un estimulante metabólico anfetamina en muestras de sangre que se le tomaron el 1 y el 13 de abril. Según la SAADC, la presencia de estas sustancias implica una violación de las regulaciones antidopaje, basadas en el párrafo 2/3/14 del Reglamento saudita sobre dopaje en el deporte.

La SAADC informó de su resolución del 20 de mayo a la Federación de Arabia Saudí, además de a la FIFA. Además de Fahad, que tiene contrato con el Al-Ittihad FC hasta 2022, también está afectado otro futbolista, Mohammed bin Nasser Al-Subaie, del Ettifaq FC.

El positivo de Fahad no tiene nada que ver con el Levante, pues el futbolista se marchó del club en junio de 2018 después de una curiosa cesión que nada tuvo que ver con criterios deportivos. El jugadores formó parte de una maniobra que implicó la llegada de varios saudíes a distintos clubes de Primera. Se trataba de futbolistas que iban a disputar el Mundial de Rusia con su selección, y a los que la Federación del país árabe quería compitiendo en una liga importante.

De hecho, Fahad fue el jugador que marcó el tanto decisivo para que Arabia Saudí se clasificase para el campeonato, donde su selección quedaría eliminada en primera ronda. Su paso por Orriols coincidió con la destitución de Muñiz y el inicio de la etapa de Paco López. El entrenador de Silla lo convocó en cuatro partidos oficiales, llegando a jugar en dos: Leganés (11 minutos) y Celta (15), ambos como visitante.

El equipo granota había sellado ya la permanencia. Orriols se quedó con las ganas de verlo debutar en casa, e incluso se coreó su nombre en el histórico triunfo frente al Barcelona (5-4), que había llegado al Ciutat invicto en la Liga.

En aquella temporada, Fahad alcanzó su valor de marcado más elevado, según Transfermarkt: 2,6 millones, y ahora que está sancionado es de 1. El acuerdo para que viniese Orriols sí que dio un rendimiento financiero al club, que cerró el ejercicio con superávit. El acuerdo trajo con sigo un contrato para lucir Jawy, marca saudí de telefonía, en la camiseta. A cambio, el Levante percibió una cantidad superior a los tres millones de euros.