https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La espera por Radoja valió la pena

Nemanja Radoja junto a Manolo Salvador en la firma de su contrato. / adolfo benetó/lud
Nemanja Radoja junto a Manolo Salvador en la firma de su contrato. / adolfo benetó/lud

El mediocentro llega libre y firma por tres temporadas tras una larga negociación | El Levante debe acelerar la operación salida para poder cuadrar el fair play financiero después de cerrar la incorporación del pivote defensivo

JAVIER GASCÓ

valencia. Se hizo de rogar, pero finalmente llegó. El Levante confirmó ayer el fichaje de Nemanja Radoja, tras una larga negociación que acaba con el jugador vestido de azulgrana. El centrocampista serbio, que desde el primer momento ha mostrado su interés en fichar por el club granota, llega libre tras no renovar su contrato con su anterior equipo, el Celta de Vigo y firma hasta 2022.

Precisamente la negativa del futbolista, que no quiso alargar su compromiso con el conjunto celeste, lo dejó en la grada durante toda la temporada pasada. La decisión de Radoja era cambiar de aires, lo que no sentó muy bien en Balaídos. El mediocentro llega a Orriols tras un curso en el que no acumuló ni un minuto de juego.

La forma física del serbio es lo que más preocupa a un Paco López que ya parece haber encontrado en Vukcevic el pivote defensivo que buscaba. Sin embargo, el técnico de Silla tendrá una alternativa de garantías para una posición que busca heredero desde la marcha de Jefferson Lerma.

El club granota deja prácticamente cerrada la plantilla a falta de un jugador de banda

Más de un mes ha pasado desde que el Levante se fijó en el centrocampista. Una negociación complicada en la que las numerosas ofertas que tenía el jugador sobre la mesa han protagonizado uno de los culebrones del verano en el Ciutat de València. Los problemas para cumplir el fair play financiero que atraviesa la entidad granota, junto a las suculentas ofertas de otros clubes de La Liga, han dificultado un fichaje que llega a falta de once días para el cierre del mercado.

No obstante, la voluntad del serbio por ser granota ha jugado un papel importante en su contratación. El proyecto levantinista y la posibilidad de contar con más minutos que en otros de los posibles destinos motivaron al centrocampista a elegir Valencia como nuevo destino para las próximas tres temporadas. A sus 26 años, el pivote es consciente de que todavía puede progresar y es conocedor de que la Eurocopa está a la vuelta de la esquina. Un año al nivel mostrado en Vigo podría abrirle un hueco en la convocatoria de la selección serbia, en la que ya debutó en el año 2016.

Los 146 encuentros disputados con la camiseta celeste, con la que llegó a disputar la Europa League, lo acreditan como un mediocentro contrastado y polivalente que puede aportar seguridad a la medular granota. A pesar de que su posición natural es la de pivote defensivo, Radoja también ha participado en ocasiones en una demarcación más ofensiva, por lo que Paco López podría situarlo, de forma ocasional, por delante de Vukcevic para formar un centro del campo con una gran contundencia.

El futbolista balcánico se caracteriza por la sencillez. Lejos de regates habilidosos y grandes desplazamientos de balón, el de Novi Sad pasa desapercibido con su juego. Sin embargo, es el tipo de jugador que todo entrenador desea tener en su equipo. Un mediocentro trabajador que ayuda a los centrales en la salida del balón y que aporta equilibrio al equipo en situaciones ofensivas, una de las principales necesidades del cuadro de Paco López de cara a la presente campaña.

Con el fichaje de Nemanja Radoja, el Levante deja prácticamente cerrada la plantilla a falta de un jugador de banda. Su llegada dependerá de la operación salida, que todavía se encuentra enfangada en las oficinas de Orriols. Las necesidades económicas del club azulgrana, que tiene el límite del fair play financiero pisándole los talones, aumentan la presión del conjunto granota por dar salida a jugadores que no cuentan para Paco López. Los nombres de Sadiku, Prcic, Iván López y Luna no salen de la cabeza de un Manolo Salvador que todavía no les ha encontrado hueco en ningún equipo. La necesidad de rebajar la masa salarial de la plantilla comienza a situar sobre ciertos jugadores importantes el cartel de transferible. En ese aspecto, Roger es uno de los más suculentos de cara a la galería por lo que su situación podría cambiar en los próximos días.