https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El espejo del Comandante

Jorge Miramón, junto a Manolo Salvador y Quico Catalán ayer en el Ciutat de València. / paula murillo
Jorge Miramón, junto a Manolo Salvador y Quico Catalán ayer en el Ciutat de València. / paula murillo

El lateral aragonés se ha estrenado en Primera cerca de la treintena, igual que el capitán del Levante, y ambos exhiben su polivalencia «Morales es un ejemplo. Lo he sufrido», admite Miramón

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

Hay paralelismos entre Jorge Miramón y José Luis Morales. Ambos han descubierto la élite a una edad tardía, poco habitual. No renunciaron a su sueño. Tras acumular experiencia en la categoría de bronce, alcanzaron la Segunda División con 26 años. Mientras el Comandante dio el salto a Primera con 27, el lateral aragonés tuvo que esperar hasta los 29 para hacerlo. Irrumpiendo en la máxima categoría cerca de la treintena. Jugadores atípicos y unidos también por la polivalencia.

«Morales es un gran jugador. Ya lo he sufrido. Nada más llegar, ya me llamó y estuvimos charlando. Obviamente he visto el nivel que ha dado en Primera División y sí que es un ejemplo», admitió Miramón ayer durante su presentación oficial como futbolista del Levante. Talento forjado en campos modestos.

«Sé el club y el vestuario al que vengo porque he hablado con varios compañeros y me han dicho que es una familia. Creo que estaré cómodo. Intentaré ayudar para hacer un mejor Levante, aportar todo lo que tengo y aplicar en Primera toda la experiencia que he acumulado en Segunda B y Segunda. Vengo a trabajar y disfrutar. El año pasado cumplí un sueño, que era debutar en Primera, y ahora mantenerme es lo máximo para mí», añadió Miramón, quien aterriza en Orriols con la carta de libertad tras acabar su contrato con el Huesca.

El lateral derecho se estrenó en la máxima categoría la temporada pasada, aunque no logró la permanencia con el Huesca. El Levante se movió con agilidad y cerró su fichaje hace varios meses. «En Jorge se evidencia ese perfil de jugador que gracias a su humildad y su esfuerzo ha llegado a la élite del fútbol español y el Levante piensa que tiene que seguir en la élite. Es una perfil ideal para construir un proyecto. Ha currado mucho para llegar», comentó el presidente granota, Quico Catalán.

Si Morales puede adaptarse a diferentes demarcaciones, Miramón destaca por su versatilidad. «Mi posición siempre ha sido mediocentro ofensivo, extremo o interior. Contando mi etapa en el Reus, llevo dos años jugando en el lateral. Decidieron que tenía que jugar en esa posición y yo lo vi bien. Creía que era una posición en la que podía crecer y mejorar mucho», señaló el aragonés, quien se puede adaptar tanto al dibujo de 4-4-2 como al 3-5-2. «Viene como anillo al dedo al sistema que utiliza el Levante, con laterales ofensivos que desdoblan a su compañero por banda», subrayó el secretario técnico azulgrana, Manolo Salvador.

Miramón se siente identificado con la entidad de Orriols: «Había varios equipos. Había otra opción bastante fuerte, pero vimos que la del Levante era la más importante. Era la mejor opción para mí. Es un club que trabaja como yo, con mi forma de ser. El club es muy parecido a mí y yo puedo crecer con él. Por eso me decanté por esta opción».