https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La entidad granota blinda a un emocionado Cabaco

Erick Cabaco, entre Tito Blanco y Quico Catalán, durante el acto de ayer. / jesús signes
Erick Cabaco, entre Tito Blanco y Quico Catalán, durante el acto de ayer. / jesús signes

A. M. VALENCIA.

El pasado 16 de mayo, cuando sus representantes le comunicaron que el Levante iba a ejecutar la opción de compra sobre él, Erick Cabaco no pudo evitar que se humedecieran sus ojos. Con los sentimientos a flor de piel, el central uruguayo recibió las felicitaciones. Ayer, durante su presentación oficial en el Ciutat de València, el zaguero valoró su fichaje con una mezcla de ternura y humildad.

«Me emocioné mucho. Me emocioné con mis compañeros. Estoy agradecido a ellos. Aprendí mucho de ellos. Y sigo emocionado», explicó Cabaco, quien cautivó a la grada de Orriols durante su cesión: «Vine a hacer mi juego. Sabía a lo que venía. Venía quedarme. Con un poco de lo mío más lo que todos mis compañeros me enseñaron, la gente me respondió muy bien».

El Levante ha abonado dos millones de euros para hacerse con los servicios de Cabaco hasta 2022. La entidad azulgrana ha blindado al central con una cláusula próxima a los 20 kilos. El jugador encara la temporada con ilusión: «Vamos a buscar nuestro primer objetivo, que es el mismo que el año pasado. Y si viene más, mucho mejor».

Fotos

Vídeos