https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Andreu: «Nos encontramos un panorama desolador, pero nos negamos a la liquidación»

Andreu: «Nos encontramos un panorama desolador, pero nos negamos a la liquidación»

«Cogí a Manolo Salvador y le dije: 'Aquí era Pedro Villarroel el que fichaba y desfichaba. Ahora dejas de estar de vacaciones y te toca a ti'», recuerda Vicente Andreu Exadministrador concursal del Levante

A. M. VALENCIA.

Vicente Andreu es auditor, pero también un hombre de fútbol. Estaba curtido merced a sus diferentes etapas en la directiva del Valencia. En julio de 2008, cambió de barrio y, en unas circunstancias extraordinarias, se convirtió en uno de los tres administradores concursales del Levante. Sus compañeros de viaje fueron Mariano Durán y Celestino Aparicio. No les tembló el pulso al tomar decisiones clave en la historia del club granota.

-¿Cómo recuerda su llegada al Levante, que había entrado en concurso de acreedores?

-Nos encontramos un panorama muy desolador. Parecía que la empresa estaba abocada a la liquidación. En abril de 2009, pedimos al juez que se suspendiera de facultades a los de Tomelloso -Jesús Serna, López Lara y compañía-. Como era imposible que los tres administradores concursales dirigiéramos el club porque teníamos nuestra profesión, nombramos director general a Quico Catalán para que, con la supervisión nuestra, se hiciera cargo. A finales de 2009 se nombró un consejo de administración presidido por Quico y ya fue todo sobre ruedas. Ascendimos a Primera y se empezó a pagar las deuda por un convenio que se aprobó en el juzgado. Al final el Levante ha llevado un concurso modélico. La situación ahora es bastante buena.

«El club está saneado y su situación económica es muy buena, mejor que la del Valencia»

-¿Quién eligió a Quico Catalán?

-Pedí referencias a una persona que había estado en el consejo del Levante y decidimos que fuera Quico. También nos entrevistamos con Valentín Serrats porque que se había interesado por ese puesto, pero decidimos que fuera Quico. Estamos muy satisfechos.

-¿Pensaba que la entidad iba a desaparecer?

-Al principio, con la situación de deterioro que tenía el club, pensábamos que iba a entrar en liquidación. Un socio del Levante planteó al juez que se liquidara el club, pero nosotros dijimos que no. Nos negamos y dijimos que el club tenía que salir adelante. Si un club entra en liquidación, tiene el 99 por ciento de posibilidades de desaparecer.

-¿Hubo algún momento clave?

-Yo, como conozco el mundo del fútbol, cogí a Manolo Salvador -entonces secretario técnico del Levante- y le dije: «Aquí era Pedro Villarroel el que fichaba y desfichaba. Ahora dejas de estar de vacaciones y te toca a ti. A partir de ahora, tu asumes toda la responsabilidad en la estructura deportiva». Manolo sonrió. Y lo hizo muy bien, porque sin gastarse dinero hizo un equipo bastante competitivo. Yo le dije que fichara a coste cero. Y eso consistía en coger cedidos y jugadores que quedaban libres. Él es el artífice deportivo de todo eso. Él recomendó a Luis García.

-¿Entrar en concurso acabó siendo una bendición para el club?

-Ha sido para el Levante y para otros clubes que han salido adelante aprobando convenios. En el caso del Levante, fue necesario. Después, con el consejo de administración, no se ha hecho barbaridades en los fichajes y se continuó con esa política de reducir los gastos al mínimo.

-¿Considera que el Levante ya está saneado económicamente?

-El club está saneado y su situación económica es muy buena, bastante mejor que la del Valencia salvando las distancias.

-¿Sigue supervisando la gestión?

-Cesamos como administradores concursales en 2010, pero luego se constituyó una comisión de vigilancia de cumplimiento del convenio. Estaba formada por la Liga, el Ayuntamiento, la Generalitat y la administración concursal. Hemos estado reuniéndonos semestralmente y viendo que el convenio se estaba cumpliendo sin ningún problema. Una vez se haya pagado lo que queda de crédito subordinado, se considerará cumplido, porque todas las demás deudas ya están consensuadas en función de los aplazamientos y las garantías. Antes de finalizar el año, nos tenemos que reunir para dar el visto bueno al cumplimiento del convenio. Entonces solicitaremos al juzgado que dé por cumplido el convenio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos