https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Dwamena y Lerma cambian la historia del Levante

Dwamena y Lerma cambian la historia del Levante

El club oficializa el mayor traspaso de su existencia y la inversión más elevada jamás realizada en reforzar el equipo

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

El tiempo dirá si el traspaso de Jefferson Lerma al Bournemouth ha fortalecido o no al Levante. Ahora la patata caliente está en manos de los ejecutivos granotas, que han de apuntalar el equipo, y de Paco López, que debe ser capaz de apuntalar el equipo. La marcha del colombiano establece un récord en forma del traspaso más caro en la historia del club, pero también deja un vacío en una demarcación fundamental en el fútbol moderno. A falta de que llegue el sustituto del cafetero, Dwamena apacigua e ilusiona a partes iguales a la afición. El africano también personifica una plusmarca, la de la mayor inversión realizada jamás en Orriols para reforzar su primera plantilla.

Las dos operaciones fueron cogidas de la mano hasta ayer por la mañana. En ese momento, el Levante había hecho ya todos sus deberes con Raphael Dwamena. Había realizado la minuciosa revisión médica para constatar que los problemas cardíacos que abortaron su traspaso a la Premier el pasado verano no implicaran un riesgo demasiado elevado. El acuerdo con el Zúrich (6,5 millones de euros) es total desde la semana pasada y también se había alcanzado el consenso con el futbolista: finalmente ha firmado por cuatro temporadas y no para cinco como quería el club.

El Levante movió ficha. Hizo oficial la incorporación. Eso permitía a Dwamena, como a Moses Simon, realizar ayer por la tarde su primer entrenamiento a las órdenes de Paco López en Buñol. Pero lo más importante, minimizaría el golpe de ver a Jefferson Lerma ataviado con la camiseta del Bournemouth.

Porque aunque haya dejado 30 millones en la caja y en el futuro pueda traer otro pellizco (los 500.000 euros si juega 19 partidos de la Premier y logra la permanencia más el 10% de la plusvalía de un futuro traspaso), al granota medio le escoció ver anoche a Lerma con la camiseta del Bournemouth. El colombiano que ha militado tres temporadas en el Levante, que se quedó tras el descenso y del que la afición se ha sentido orgullosa porque ha disputado en el Mundial, firmó su contrato para cinco temporadas.

«Siempre me ha gustado el estilo de fútbol de la Premier y me siento muy feliz por esta oportunidad», afirmó. «La operación ha sido larga porque llevó un tiempo alcanzar un acuerdo, pero todas las partes tienen lo que querían y lo más importante es que estoy aquí», aseguró Lerma. Ahora corresponde al Levante que el viraje en su historia que ha supuesto el traspaso conduzca al éxito.

 

Fotos

Vídeos