https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

La quinta se le escapa de las manos al Levante

Villarreal-Levante. / EFE

El Levante rompe su racha de triunfos al ceder un empate en el último suspiro

José Molins
JOSÉ MOLINSValencia

La quinta victoria estaba en el bolsillo. El Levante ya casi la tenía, gracias a la genialidad que se sacó de la chistera Campaña para dar en bandeja el 0-1. El equipo se iba a colocar quinto, pero algo estaba fuera del guión de Paco López. El gol de Pedraza en el tiempo añadido privó a los granotas del triunfo y cierra por el momento las puertas de Europa. Aunque el tanto del Villarreal hizo justicia en un duelo que en la segunda parte se convirtió en un intercambio de golpes que pudo decantarse para cualquier parte. No obstante, con el 0-1 ya en la mano, la sensación con la que se marcharon los azulgranas de La Cerámica era de haber dejado escapar dos puntos, como al niño que le quitan el caramelo cuando ya está a punto de comérselo.

El encuentro tuvo más ocasiones claras que juego, parecía un duelo de pistoleros con la pólvora mojada. Los granotas dominaron en la primera parte y estuvieron a punto de resolver en la segunda, pero cuando todo conducía a la victoria y a mantener una racha brillante, un error defensivo acabó con la euforia con la que los aficionados levantinistas celebraban en la grada visitante.

La profundidad de los carrileros, tanto Toño por la izquierda como Jason por la derecha, era una de las armas granotas para crear peligro, aunque el equipo optaba también por moverse por el centro, con Campaña, Bardhi y Rochina asociándose continuamente. Y es que con tres futbolistas de esa calidad dominando el centro del campo, es un crimen no jugar un fútbol vistoso y atractivo. Aunque ninguno se mostraba especialmente acertado en sus combinaciones cerca del área, les faltaba ese último pase decisivo, sobre todo al valenciano, que falló de forma poco ortodoxa un remate desde la frontal en el que no tuvo pausa para haber encontrado los tres palos.

Aun así, el Levante estaba cómodo, dominaba con sus tres tenores marcando el tempo en el centro del campo. En una falta lateral, Campaña puso un balón de oro y Roger estuvo a punto de marcar, pero se topó con Asenjo. Era el primer aviso claro del partido, ya que en las filas amarillas solo Toko Ekambi se dejaba ver en el área con alguna acción aislada. Por lo demás, el equipo de Paco López controlaba el encuentro. Pero se echaba en falta un punto más de atrevimiento. Por ejemplo una cabalgada marca de la casa de Morales, que no mostraba su velocidad pero sí intervenía con acierto en vistosas combinaciones con Toño y Rochina por la izquierda.

La situación era muy propicia para el Levante, ya que además el Villarreal tenía que lidiar con la ansiedad y los pitos de su afición, que se empezaban a escuchar con nitidez antes del descanso, al ver la impotencia del equipo amarillo ante la buena disposición de los azulgranas, que se mostraban superiores. El pobre estado de forma y las dudas del conjunto de Calleja contrastaba con la gran confianza de los de Orriols. Sólo les faltaba un poco de ambición para desnivelar el duelo.

A punto estuvo de hacerlo Bardhi, para culminar un buen contragolpe, pero su disparo se perdió cerca del larguero. Los únicos que mantenían con vida al Villarreal eran Fornals y el canterano Samu Chukwueze, gran sorpresa de la alineación, pero que se convirtió en el principal dolor de cabeza para la defensa granota, muy segura en todo momento. El joven nigeriano dispuso de tres ocasiones casi consecutivas nada más comenzar la segunda mitad, pero entre Rober Pier y una gran parada de Oier impidieron el gol. La irrupción del chaval, de enorme desparpajo, igualó el encuentro y despertó a la grada.

El Levante empezaba a sufrir tras una plácida primera parte y Paco López no tardó en buscar alternativas. Retiró a Roger, poco participativo, para colocar en punta a Borja Mayoral, crecido tras su gol en Lugo. El partido se había convertido en un duelo de ida y vuelta. A cada ataque de un equipo le sucedía una ocasión de gol del rival. Sin pausa, sin apenas transiciones en el centro del campo. Gerard Moreno, muy silbado por la grada, perdonó en boca de gol y Oier volvió a salvar los muebles tras un disparo de Ekambi. En la réplica granota, Mayoral pudo marcar pero lo evitó Asenjo, y después Jason se entretuvo en vez de aprovechar el rechace.

El choque ya era una moneda al aire. Rochina fallaba pases decisivos, Fornals cabeceaba fuera. Alta tensión sobre el césped, en la grada y en el banquillo, con Calleja jugándose el puesto. De nuevo Paco López buscó soluciones con la entrada de Prcic por el de Sagunto, buscando ideas frescas que revitalizaran el centro del campo.

Y de nuevo el mago de Silla dio con la tecla adecuada. No fue Prcic, pero sí Campaña el que tuvo la idea genial. La que rompió el partido. Con un pase perfecto al hueco, que dejó solo a Morales en el área y su centro para que Mayoral rematara a la red lo acabó convirtiendo en gol Funes Mori en propia puerta. Una genialidad del sevillano volvía a resultar decisiva, como ya ocurrió en la pasada jornada ante el Leganés. Delirio en la grada visitante, los cánticos de «Levante, Levante» inundaban La Cerámica. El equipo granota estaba cerca de prolongar su estado de gracia.

Pero en ese ida y vuelta que había sido toda la segunda parte, faltaba el último golpe. Y lo dio Pedraza, que había entrado unos minutos antes. Le causó muchos problemas el año pasado a los granotas con el Alavés y ayer le quitó dos puntos que ya tenían en la mano. Aprovechó el vacío dejado entre Jason y Rober Pier para colarse por el carril izquierdo hasta la cocina, y lanzó un obús ante el que no pudo hacer nada Oier. Un empate justo pero que quita de la boca el caramelo de haber entrado en los puestos europeos.

1 Villarreal CF

Asenjo, Llambrich, Álvaro, Funes Mori, Jaume Costa (Sandone, m.81), Trigueros (Pedraza, m.76), Cáseres, Chukwueze, Fornals, Gerard (Cazorla, m.65) y Ekambi

1 Levante UD

Oier, Jason, Róber Pier, Postigo, Chema, Toño, Campaña (Doukure, m.85), Rochina (Prcic, m.72), Bardhi, Morales y Roger (Borja Mayoral, m.60)

GOLES:
0-1, m.76: Funes Mori, en propia puerta. 1-1, m.92: Pedraza
ÁRBITRO:
Del Cerro Grande (Colegio madrileño). Mostró tarjeta amarilla a los locales a Jaume Costa, Cáseres y Álvaro, y a los levantinistas Rochina, Bardhi y Jason
INCIDENCIAS:
Partido de la undécima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de La Cerámica ante 16.499 espectadores

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos