https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El artillero Roger sale al rescate del Levante

Roger celebra sus goles ante el Villarreal./EFE
Roger celebra sus goles ante el Villarreal. / EFE

Dos goles de penalti del delantero de Torrent conceden el primer triunfo de la Liga a un equipo granota nefasto en defensa hasta el descanso y al que sólo salva la falta de puntería del Villarreal

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Sólo con dos equipos acostumbrados a vivir al filo de la navaja y que sufren un claro déficit defensivo se puede explicar un desenlace como el que se vivió anoche en el Ciutat. En un partido en el que el Villarreal las tuvo de todos los colores y para golear, el Levante acabó sumando el primer triunfo de la temporada. Se percibió más claro aún que en Vitoria: Paco López tiene mucho trabajo aún por delante, pero estos tres puntos dan tranquilidad para construir con mayor sosiego. Y el entrenador de Silla debe agradecérselo en parte al Pistolero, al atacante que parecía partir en desventaja frente a Sergio León y Mayoral, y que salió para castigar al conjunto de Calleja por su osadía de perdonar en demasía.

Paco López había recurrido de inicio a la vieja guardia. Con Sergio León, el pichichi de la pretemporada como único fichaje en el once. Con cuatro defensas y Morales acompañando al ex del Betis arriba. Después de más de una hora de horror granota, el entrenador se la jugó y no le pudo salir mejor. Sacó al césped a Hernani y Roger justo un minuto antes de que el encuentro se volviera tarumba. Y el Pistolero fue el futbolista que lo cambió todo.

La tormenta perfecta se desencadenó con un penalti de VAR. De esos que no se verían sin tecnología. Ekambi pasó de héroe amarillo a villano. Tras una gran primera parte, peleó de forma absurda un balón dividido con Bardhi en la frontal. Llegó tarde al despeje e impactó en el macedonio, que no hizo intención de dejarse caer. Al colegiado le dijeron desde Madrid que revisase la acción y señaló la pena máxima.

La lanzó Morales y paró Andrés Fernández. El chut y el segundo intento del Comandante en el rechace. Otro que pasó de héroe a villano en un santiamén, pues el VAR cazó al portero murciano adelantándose, sin ningún contacto sobre la línea de gol antes de que el capitán del Levante hubiese impactado en el balón. Y hubo que repetir.

Roger asumió la responsabilidad, lanzó, Andrés la rozó... pero no lo suficiente. Gol. El partido había cambiado y casi no había digerido el golpe el Villarreal cuando llegó el segundo. Con el cambio de norma, los delanteros pueden presionar el saque de meta en cuanto el portero impacta el esférico, antes de que salga del área. Y eso hizo Roger.

El Levante se vio superado en la primera media hora por Ekambi, que gozó de cuatro clarísimas ocasiones

Morales falló el primer penalti, visto desde el VAR, que también hizo repetirlo por adelantarse Andrés

Andrés y su zaga, que se confiaron en exceso, estuvieron menos vivos que el de Torrent, derribado por el guardameta cuando trataba de quitarse el balón a la desesperada. Otro penalti absurdo, pero penalti también. Y este el '9' lo lanzó aún con más seguridad. El Levante había remontado un partido que no había podido empezar peor y en el que estuvo grogui -valga el juego de palabras ara decir que estuvo a merced del Villarreal- durante más de media hora.

El Villarreal sabía que la velocidad de Ekambi y de Chukwueze podía convertirse en un argumento definitivo. Sobre todo el primero fue un dolor de muelas para los zagueros levantinistas. Desde el principio, en la primera arrancada del africano a pase de Alberto Moreno y que no pudo contrarrestar Vezo lanzándose al suelo a la desesperada. El camerunés llegó al área con tiempo para pensar qué hacer y servírsela en bandeja a Gerard Moreno para que marcase.

El Levante no fue ni el de Vitoria, donde sufrió un solo fallo defensivo letal. El de la primera media hora recordó al equipo gelatinoso, que temblaba en cada avance del rival. Durante más de 30 minutos estuvo a merced de un Villarreal que pudo sentenciar. Sólo la falta de puntería de Ekambi, genial en todo menos en el remate, y la inspiración de Aitor Fernández evitaron un resultado de escándalo antes del intermedio. El camerunés tuvo cuatro clarísimas y Gerard Moreno también pudo certificar su doblete tras un gran servicio de Mario Gaspar.

Los granotas, por el contrario, no tenían argumentos para acercarse con peligro al área de Andrés Fernández. Campaña olvidó la batuta en el vestuario y a Rochina y Bardhi apenas se les veía. El Levante trataba de iniciar desde atrás, casi siempre a través de Coke y el Villarreal, con las líneas juntas, no padecía.

Decir que el equipo de Paco López no había estado bien era un eufemismo. Completó una primera parte calamitosa en la que su mejor ocasión fue una pifia de Cazorla -¡qué raro!-, que en el intento de cesión a Andrés Fernández lo superó y la envió a córner. Si llega a coger portería...

En ese momento el Levante ya había logrado equilibrar el encuentro y luego, tras el descanso, llegó la locura de la que supo sacar partido Roger. Calleja, tras su desastre, echó mano de Ontiveros, fichaje de esta semana. ¡Qué calidad! Tuvo tras desde la media distancia que, cualquiera de ellas, pudo haber silenciado la fiesta en Orriols. No acertó y el Levante ganó, pero que este árbol no oculte el bosque.

2 Levante UD

Aitor, Coke, Postigo, Vezo, Toño; Vukcevic, Rochina (Hernani, m.63), Bardhi, Campaña, Morales (Miramón, m.84) y Sergio León (Roger, m.63)

1 Villarreal CF

Andrés, Mario Gaspar, Pau, Albiol (Trigueros, m.88), Alberto Moreno, Iborra, Cazorla, Chukuweze, Moi Gómez (Ontiveros, m.74), Toko Ekambi (Bacca, m.74) y Gerard

GOLES:
0-1, m.3: Gerard. 1-1, m.68: Roger, de penalti. 2-1, m.73: Roger, de penalti
ÁRBITRO:
Munuera Montero (C. Andaluz). Amonestó por el Levante a Vukcevic, y por el Villarreal a Albiol y Andrés
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ciutat de València ante 20.240 espectadores