https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Una goleada para la historia

Levante - Barcelona./Jesús Signes
Levante - Barcelona. / Jesús Signes

El Levante gana al Barça, algo que no hacían desde 1964, e impide que el campeón acabe la Liga como invicto

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLEValencia

Este Levante vuela. Y lo hace independientemente del escenario y el rival. Es su modo de vida. Desde que Paco López aterrizó en el banquillo, ha habido partidos de todos los colores, pero el espíritu siempre ha sido el mismo. No tiene miedo a nada. Una actitud que le llevó ayer a firmar su enésima hazaña en apenas dos meses. El conjunto azulgrana, que lleva dos semanas salvado matemáticamente, quería disfrutar de la noche sin presión alguna. Y tanto que lo hizo. En un encuentro frenético, se impuso a un Barcelona que encadenaba 43 jornadas sin perder. Los de Ernesto Valverde se despidieron de su ansiado récord: el de terminar la Liga invicto. Los granotas, en cambio, hicieron historia por partida doble. Superaron a un rival al que no ganaban desde 1964. Y enlazaron cinco victorias en el Ciutat de València, algo que nunca habían logrado en Primera División. El equipo ya marcha decimoquinto y Orriols dice adiós a una temporada que ha empezado tarde.

El técnico de Silla no renuncia a su filosofía. Nunca. Tampoco cuando llega al Ciutat de València el todopoderoso Barcelona, al que ningún equipo le había podido vencer en esta Liga. Antes de que arrancara el encuentro, los granotas hicieron el pasillo de honor a los de Ernesto Valverde. Justo ahí terminó el homenaje al campeón. En cuanto pitó el árbitro, el cuadro de Paco López desplegó todo su arsenal. Ese que les ha llevado a convertirse en el mejor conjunto del campeonato en las diez últimas jornadas. «El equipo va a demostrar en el campo esos valores que hemos ido construyendo durante dos meses», avisó el valenciano el viernes. No era una pose.

El Barcelona saltó al césped con su habitual mentalidad. A pecho descubierto. Coutinho hacía daño con sus internadas por la banda izquierda. Y el Levante no tardó en explotar los espacios. El futbolista más en forma del equipo, José Luis Morales, volvió a hacer una de sus diabluras. Esta vez, en el minuto 8. El madrileño celebró su renovación contractual con una galopada marca de la casa. Pisó el acelerador para dejar atrás a Semedo y, justo antes de llegar a la línea de fondo, envió el balón al área pequeña. Al lugar donde le esperaba Boateng. El ghanés, la gran revelación granota de los últimos meses, remató y el balón cruzó la línea de gol tras golpear en el larguero. Hubo suspense. No podía empezar mejor la fiesta de la permanencia en el Ciutat de València, abarrotado.

Boateng, quien ya había marcado esta temporada al Madrid, crece a un ritmo exponencial. Dos minutos después de su diana, Bardhi envió el esférico al larguero tras una ofensiva de Roger. El de Torrent había deleitado a la grada con un control excelso. Noche de espectáculo.

El Barcelona se apagaba y quizás Ernesto Valverde se arrepentía de haber dejado en casa a Messi. Dembélé, con su velocidad y movilidad, provocaba desajustes en la defensa. Pero todos arrimaban el hombro en el Levante, que juntaba sus líneas con agilidad cuando el Barça se adueñaba el balón. Y al recuperarlo, se producía la estampida granota. Una maquinaría engrasada la de Paco López. Morales, Roger y Boateng formaban un tridente temible. Jordí Alba, Yerry Mina y Vermalen sudaban. El central belga se tuvo que retirar a la media hora de juego por lesión. Piqué saltó al césped en medio de una sonora pitada.

5 Levante UD

Oier; Coke, Postigo, Rober Pier, Luna; Lukic, Campaña, Roger (Jefferson Lerma, m.68), Boateng (Pazzini, m.77), Bardhi y Morales (Rochina, m.85)

4 FC Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Yerry Mina, Vermaelen (Piqué, m.31), Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Dembélé (Paco Alcácer, m.60), Iniesta (Denis Suárez, m.60); Coutinho y Suárez

GOLES:
1-0, m.9: Boateng. 2-0, m.31: Boateng. 2-1, m.38: Coutinho. 3-1, m.46: Bardhi. 4-1, m.50: Boateng. 5-1, m.56: Bardhi. 5-2, m.59: Coutinho. 5-3, m.64: Coutinho. 5-4, m.70: Luis Suárez, de penalti
ÁRBITRO:
Melero López (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a los locales Bardhi, Boateng, Coke, Campaña, Lerma y Pazzini, y a los visitantes Vermaelen, Busquets, Luis Suárez, Denis Suárez y Yerry Mina
INCIDENCIAS:
Partido de la jornada 37 de la Liga Santander disputado en el estadio Ciutat de València ante 22.344 espectadores. El Levante hizo pasillo de honor al Barcelona como campeón de la presente Liga

Precisamente, Piqué fue testigo de excepción del segundo tanto levantinista. Lukic se lució con un eslálom y Boateng hizo el resto. El ghanés dribló a Ter Stegen y, con ciertos apuros por la presión defensiva, empujó el cuero a la red. El Levante volaba. Y no perdí el orden defensivo, ya que Postigo desquiciaba a un Luis Suárez al que estaba anulando por completo. Sin embargo, el Barça recortó distancias antes del descanso merced a una cañonazo de Coutinho tras una pérdida de Roger en la medular.

El primer acto terminó con el Barcelona apretando. Sin embargo, el Levante conservó la renta y no tardó en ampliarla. En cuanto arrancó la segunda parte, Bardhi se encargó de ello. El macedonio, otro jugador en estado de gracia, recibió en la frontal y, sin pensárselo del veces, enseñó el guante que tiene en su pie derecho. Potencia y colocación. Ter Stegen no pudo hacer nada para detener su lanzamiento. El alemán, uno de los mejores guardametas del mundo, no daba crédito a lo que estaba ocurriendo.

Y faltaba lo mejor. En apenas diez minutos, el Levante iba a dibujar en el videomarcador un excitante 5-1. Boateng recibió una magistral asistencia de Luna y se plantó solo delante del guardameta blaugrana para culminar su hat-trick. El africano cruzó el balón con clase. Sin tiempo para pestañear, la afición granota volvió a explotar. Roger rompió las líneas con una sensacional jugada individual y encontró a Bardhi, quien no perdonó. Ni en los mejores sueños.

Entonces, el Barça resucitó para meter el miedo en el cuerpo. Entre el minuto 58 y el 64, Coutinho se reivindicó como relevo de Iniesta con dos goles más que sirvieron para recortar distancias. En ese intervalo, Valverde sacó del campo al genio manchego, quien fue despedido con una sonora ovación. Los más de 22.000 seguidores se pusieron en pie.

El Levante iba a sufrir. En el minuto 70, Boateng cometió un absurdo penalti sobre Busquets y Luis Suárez se encargó de transformarlo en gol. El uruguayo rozó las tablas con un peligroso cabezazo. Los granotas defendieron con casta, aunque sin renunciar a los contragolpes. Todo pudo suceder, pero el marcador ya no se movió. Tras el pitido final, los jugadores festejaron la salvación sobre el césped y acabaron manteando a Paco López. El técnico del milagro.

Fotos

Vídeos