https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Con Paco López los milagros existen

Levante-Barça. / J. Signes

El Levante se impone al Barça aunque el gol de Coutinho en el tramo final deja la eliminatoria completamente abierta

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

Este Levante es una fábrica de emociones. Algunas de ellas, imborrables. Como la de anoche. El Barcelona se presentó en el Ciutat de València sin Messi y, como ocurrió hace sólo siete meses, los granotas le sacaron los colores. La desorbitada diferencia presupuestaria entre ambos clubes quedó ayer en papel mojado. Los de Paco López, con su característico descaro, dieron rienda suelta a su talento para poner contra las cuerdas al conjunto catalán.

La victoria pudo ser mayor, pero el gol de Coutinho recorta las distancias peligrosamente. Los levantinistas tratarán de rematar la faena en el Camp Nou. Los cuartos de final de la Copa del Rey esperan a un equipo que, por encima de todo, apasiona.

Hasta ocho cambios introdujo en el once inicial Paco López. El técnico azulgrana tiene muy claro el plan. La Copa es un escenario propicio para los menos habituales, pero sin renunciar a nada. El Levante tiene fondo de armario esta temporada y quiere aprovecharlo. Pese a las rotaciones, el de Silla mantuvo en el once a dos bastiones como Postigo y Campaña. Y con el mago sevillano en el campo, siempre es más fácil soñar. Cuando juntas en la medular a Prcic, Rochina y Campaña, el mensaje no ofrece duda alguna. Anoche, el andaluz quedó más liberado que de costumbre al ejercer el bosnio la función de pivote defensivo.

El Levante quería ser protagonista. Y tanto que lo fue. Sólo habían transcurrido tres minutos cuando el Ciutat de València explotó. El centrocampista saguntino, quien tiene un guante en su pie izquierdo, sacó una falta dirigida al corazón del área. Y allí estaba Cabaco. Pura pasión. El central voló entre Busquets y Chumi y cabeceó con fuerza para enviar el esférico a la red. Primer gol del defensa uruguayo en Europa. Hasta ahora no había marcado en España ni lo hizo antes en Francia, donde defendió la camiseta del Nancy. Sí había visto portería en su país natal con el Rentistas.No podía arrancar mejor el encuentro. El Levante golpeó primero frente a un Barcelona que había dejado a sus futbolistas más temibles en casa: Messi, Luis Suárez, Rakitic, Jordi Alba y Piqué ni viajaron a Valencia. Ernesto Valverde echó mano de la segunda unidad convencido de que no se repetiría la historia de hace siete meses, cuando los granotas dieron la campanada imponiéndose por 5-4. En aquella ocasión, el astro argentino tampoco fue convocado.

En la frenética victoria de la temporada pasada, uno de los nombres propios fue Emmanuel Boateng. El delantero ghanés volvió ayer a la titularidad y brilló. Acarició el segundo gol, aunque le faltó acierto. Coke, quien ejerció de carrilero derecho, se exhibió para driblar a Miranda y conectar con el ariete africano, cuyo disparo desde el suelo impactó en el cuerpo de Cillessen.Boateng falló en la definición, pero no lo iba a hacer para cocinar el 0-2. Cabaco se arrastró para recuperar el cuero en el centro del campo y cedérselo al ghanés, quien resistió la presión de Murillo y Chumbi y se sacó de la chistera una asistencia de ensueño para que Mayoral cruzara el balón con una sutilidad extraordinaria. El delantero madrileño cruzó el balón para mandarlo a donde no podía llegar Cillessen.La fantasía se convertía en realidad. En cualquier caso, el Levante estaba preparado para sufrir. Era el momento de Aitor Fernández, quien ya se había alzado como el hombre más determinante en el partido de vuelta ante el Lugo. El portero guipuzcoano desplegó su agilidad estirándose para desvira un peligrosísimo lanzamiento de Dembélé. Sólo un minuto después, el arquero vasco volvió a aparecer para desmontar la ocasión de Malcom en un mano a mano. Cumplió con creces con su parte del trabajo.

El Barcelona daba pasos hacia delante pero chocaba con un Levante bien plantado. Los de Paco López derrochan ambición y ayer no fue una excepción. Cada vez que recuperaban el balón, buscaban el tercero. Movían el balón con mucho criterio. Y con la ayuda de Mayoral, quien realizaba un trabajo incansable y parecía un centrocampista más. El de Parla tuvo en sus botas el tercero.La delantera granota funcionaba. Boateng volvió a desatarse frente al Barcelona y ayer fue un quebradero de cabeza para el canterano Chumi, a quien sacó los colores con un taconazo de espuela que sólo pudo ser cortado con una falta de tarjeta amarilla. Mayoral, mientras tanto, marraba una nueva oportunidad clara para marcar el tercero. Lástima.

El descanso sirvió para que Valverde rectificara, sentando a Miranda e introduciendo a Sergi Roberto. A los pocos minutos del segundo acto, el técnico extremeño retiró a otro canterano como Chumbi en favor de Lenglet. Una manera de intentar tapar los alarmantes agujeros provocados por los atacantes granotas. El cuadro catalán, cada vez más adelantado, rondaba la portería de Aitor, pero sin generar peligro. El Levante resistía a base de orden y concentración.Paco López quería más. Buscaba aprovechar los espacios que estaba dejando un Barça. Entonces el de Silla sentó a Boateng, cansado después de sus constantes cabalgadas, y metió a Morales. Sólo habían pasado dos minutos cuando el Comandante emergió al recoger un sensacional pase entre líneas de Mayoral, aunque su lanzamiento fue desviado por el arquero holandés. El Levante hacía daño al contragolpe, pero el guión dio un giro. Coke cometió un penalti sobre Denis Suárez que deja la eliminatoria completamente abierta. Era el minuto 85. Coutinho convirtió en gol la pena máxima y el Camp Nou dictará sentencia. Eso sí, los de Paco López no entienden de límites.

2 Levante UD

Aitor Fernández, Coke, Cabaco, Postigo, Chema (Jason, m.69), Moses, Rochina (Doukouré, m.75), Prcic, Campaña, Boateng (Morales, m.62) y Mayoral

1 FC Barcelona

Cillesen, Semedo, Murillo, Chumi (Lenglet, m.58), Miranda (Sergi Roberto, m.46), Arturo Vidal, Busquets, Aleñà, Malcom (Denis Suárez, m.67), Dembelé y Coutinho

GOLES:
1-0, m.4: Cabaco. 2-0, m.18: Mayoral. 2-1, m.84: Coutinho, de penalti
ÁRBITRO:
De Burgos Bengotexea (colegio vasco). Amnestó por el Levante a Cabaco, Mayoral y Prcic y por el Barcelona a Murillo, Aleñà, Chumi y Busquets
INCIDENCIAS:
partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Ciutat de València ante 17.600 espectadores

 

Fotos

Vídeos