https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Turbulencias fuera y dentro del campo

Alavés-Levante. / EFE

El Levante cae contra el Alavés y ofrece una imagen irreconocible

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

El de ayer no fue el Levante. O al menos, no ese equipo alegre y de raza que ha cautivado a la afición durante varios meses. El partido contra el Alavés fue una triste prolongación de la caótica semana pasada, en la que Jason, Toño y Boateng protagonizaron unos asuntos extradeportivos que agitaron el vestuario. El gran objetivo de Paco López consistía en que las turbulencias no llegaran al césped, pero anoche se vio a un equipo inoperante. Inofensivo. Perdió el encuentro y su identidad. Merced a los resultados de los rivales directos, los azulgrana mantienen la distancia de cuatro puntos con los puestos de descenso. Sin embargo, necesitan reaccionar para cambiar la inercia.

Nuevamente, Paco López trató de sorprender a Abelardo con su planteamiento. Si el encuentro de la primera vuelta sirvió para que el técnico del Levante implantara el 3-5-2, ayer recuperó el clásico 4-4-2 después de cuatro meses y medio guardado en el cajón. Una apuesta que estuvo acompañada de una llamativa alineación. Luna y Doukouré entraron en el once. La apuesta del preparado valenciano fue menos valiente de lo habitual, ya que el doble pivote estuvo formado por el marfileño y Vukcevic.

El Levante, mermado por las bajas y los asuntos extradeportivos de la semana pasada, no conseguía hacerse con el control del partido. Sin el sancionado Campaña y el lesionado Rochina, Paco López prefirió dejar en el banquillo a Bardhi y recurrir al músculo en la medular. Pero faltaban ideas. Frescura. El Alavés manejaba el cuero con criterio y centraba sus esfuerzos en profundizar por la banda de Luna. Ximo Navarro, Inui y Jony ponían a prueba al lateral zurdo, a quien se le acumulaba el trabajo.

Precisamente, un despiste de Luna al despejar el balón desencadenó el primer aviso del conjunto vasco. Jony conectó con Calleri, quien cabeceó al larguero. Inui recogió el rechace, aunque no acertó. Sólo había transcurrido un cuarto de hora desde el pitido inicial. Moses Simon, quien disponía anoche de una oportunidad para reivindicarse, mostraba cierta debilidad en las ayudas defensivas, pero sí intentaba aportar soluciones en ataque. Se alzaba como el futbolista granota con más iniciativa. El extremo nigeriano exhibía su velocidad.

Sin embargo, el Alavés tardó muy poco tiempo en encarrilar el partido. En el minuto 22, Laguardia voló por encima de Doukouré dentro del área pequeña y aprovechó la tímida salida de Aitor Fernández para cabecear picado a la red. Lástima. El arquero guipuzcoano, quien arrebató la titularidad a Oier la jornada pasada, se quedó a medio camino a la hora de atajar el centro. Dudó y no se lanzó.

Las alarmas se encendieron seis minutos después, cuando Morales sufrió una contundente entrada de Wakaso y se quedó tendido en el suelo. El madrileño, quien no atraviesa su mejor momento, recibió un golpe en la rodilla y recibió asistencia médica. Por sus ostensibles gestos de dolor, todo apuntaba a que no iba a poder continuar, aunque unos instantes después regresó al terreno de juego. Los granotas necesitaban dar un paso al frente.

El Levante, muy replegado y plano, tenía serios problemas para inquietar al Alavés. Apenas trenzaba jugadas ofensivas y pisaba el terreno rival con escasos efectivos. Además, abusaba de balones largos. Vukcevic, quien se limitaba a mantener la posición, demostró su poderío en las tareas de destrucción. Pero nadie tomaba el mando a la hora de construir fútbol. El montenegrino buscaba romper líneas con pases en profundidad, aunque faltaba precisión y claridad.

Los de Paco López no encontraban el camino. Y el Alavés estuvo a punto de aprovechar esa flaqueza para ampliar distancias. Un descuido de Aitor pudo costar caro. Y es que el guardameta saltó pero le escapó de las manos un balón colgado por Jony. Y ahí estaba Calleri. Con la caña preparada. Entonces apareció un providencial Vezo para impedir que el delantero argentino rematara a bocajarro. El central luso, pese a ser un recién llegado, ya se ha hecho un sitio como titular en la defensa del Levante. Ayer dio argumentos para continuar en el once, ya que estuvo concentrado y sólido.

.

2 Deportivo Alavés

Pacheco; Ximo Navarro, Laguardia, Maripán, Duarte; Brasanac (Manu García, min. 74), Pina, Wakaso; Jony, Calleri (Borja Bastón, min. 90) e Inui (Rolan, min. 87)

0 Levante UD

Aitor; Coke, Cabaco, Rubén Vezo; Luna (Dwamena, min. 85), Jason, Doukouré, Vukcevic (Bardhi, min. 60), Moses Simon (Mayoral, min. 67); Morales y Roger

goles:
1-0, m.22: Laguardia. 2-0, m.93: Jony
árbitro:
Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó a Pina (min. 47), Brasanac (min. 64) y Laguardia (min. 70) por el Alavés y a Cabaco (min. 43) y Luna (min. 80) por el Levante
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Mendizorra en Vitoria ante 13.691 espectadores. Gran parte de los aficionados entraron cinco minutos después del inicio del partido en señal de protesta por los horarios en LaLiga. La recaudación de la taquilla se destinó a los clubes convenidos del Deportivo Alavés
 

Fotos

Vídeos