https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La dirección deportiva se agrieta

La dirección deportiva se agrieta
Levante UD

Luis Helguera abandona la secretaría técnica y el consejo resolverá el futuro de Tito

R. D.VALENCIA.

Si alguien tenía dudas de que la relación entre Tito y Luis Helguera estaba rota, ahora ya no las tiene. El hasta ahora secretario técnico del Levante anunció ayer que deja su cargo. Lo hizo en un comunicado en el que no hizo mención alguna al que era su jefe. La dirección deportiva azulgrana se resquebraja, ya que además de perder al responsable de los fichajes, el consejo tiene que resolver el futuro de Tito. Lo hará la semana que viene si finalmente, como tiene previsto, se cita a tal efecto. Han sido varias las reuniones con el director deportivo para que presentara su plan para la próxima temporada. Ahora, con la temporada acabada, hay que decidir. El primer paso ha sido renovar a Paco López. Faltan los siguientes.

Luis Helguera comunicó ayer que abandonaba la secretaría técnica del Levante y explicó que trasladó su decisión al presidente del club, Quico Catalá, hace ya cuatro meses.

En un comunicado publicado en la página web del Levante, Helguera confirmó que la decisión «ha sido muy meditada por una cuestión de responsabilidad y respeto a esta entidad» y que la hacía pública en estos momentos al haber logrado ya el equipo la permanencia. «Tomé la decisión y se la trasladé al presidente hace cuatro meses y ahora, que hemos logrado la permanencia en Primera División, la hago efectiva».

Luis Helguera

«Aprovecho para dar la enhorabuena a los jugadores, al cuerpo técnico, al club y a la afición por haber logrado, con todo merecimiento, estar una temporada más en la elite del fútbol español», explicó Helguera en el comunicado. Se refirió a todos menos a Tito, el que ha sido su jefe y el que lo fichó. El ejecutivo, que llegó al Levante hace un año para sustituir en el cargo a Carmelo del Pozo, recordó que he trabajado de una forma leal y honesta».

Ya sin Luis Helguera, ahora el consejo de administración del Levante tiene que tomar una de las decisiones más importantes. Apostar por Tito o prescindir de él. Romper definitivamente con la dirección deportiva actual o darle continuidad. El que seguirá es Paco López. Tiene una cláusula en su contrato de ampliación si el equipo se quedaba en Primera. Así ha sido. Pero los rectores tienen la opción de apostar por el técnico de Silla y presentarle un contrato largo o ir año a año. El entrenador lo que sí tiene claro es que desea la continuidad de Tito. «Puedo entender el debate. El presidente y el consejo tienen que tomar la decisión. Yo siempre lo he dicho, y lo voy a seguir diciendo, que con Tito tengo una buenísima relación, siempre la he tenido. Estoy encantado de trabajar con él, pero no es una decisión que me competa a mí», decía Paco López en una entrevista a LAS PROVINCIAS.

El consejo de administración del Levante se citará para realizar un balance de la temporada acabada y analizar los trámites relacionados con la reforma del Ciutat de València y la ciudad deportiva de Nazaret. Durante ese encuentro volverá a estar sobre la mesa el nombre de Tito. Algo que no ocurre desde el pasado 21 de marzo. Aquel día el director deportivo presentó a la cúpula su plan de trabajo, el nuevo organigrama que implantaría y los diferentes cambios que aplicaría.

El consejo aprobó el planteamiento de Tito en líneas generales, aunque avisó de que había que pulir determinados aspectos. Y se encomendó a Catalán la misión de trabajar codo con codo con el de Benidorm para introducir ciertos matices y designar a las personas que ocuparían cada área. Y es que el alicantino prescindiría de algunos de los integrantes de su actual grupo de trabajo, además de, por supuesto, Helguera.

A nivel de fichajes, la salvación permitirá formalizar las adquisiciones de Miramón y Hernani, ya que el acuerdo con Clerc se mantenía también en Segunda. Todos estos nombres tienen el visto bueno tanto de Tito -el contrato del técnico de Benidorm finaliza el 30 de junio- como de Paco López. Pero si finalmente se decide prescindir del director deportivo, habría que ver cuál es el camino que toma a la hora de traer futbolistas del agrado del entrenador de Silla.