https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Un despegue con turbulencias

Calendario del Levante UD en el mes de enero./LP
Calendario del Levante UD en el mes de enero. / LP

Barcelona y Villarreal serán las salidas más incómodas de un mes de enero que acabará con la trascendental visita a Riazor | La Copa y el duro calendario dificultan al Levante el objetivo de alejar el descenso

MOISÉS RODRÍGUEZ

El avión de la segunda escala de este viaje de regreso a Primera está entrando en pista. En poco más de 48 horas, el comandante Juan Ramón López Muñiz recibirá el permiso para iniciar la maniobra de despegue. Será un vuelo complicado, con turbulencias desde el mismo instante de dejar de tener contacto con tierra. La tripulación se ha preparado al cobijo de unas vacaciones navideñas en las que se ha hablado poco o nada de fútbol. Alguna tertulia de Nochebuena y poco más. Pero con los turrones por digerir, el Levante se enfrenta a un primer semestre de 2018 en el que deberá alejarse del descenso lo suficiente para no llevarse un sofocón en primavera. Lo tiene complicado en un mes que no es una cuesta de enero, sino un puerto de montaña.

La Copa y el duro calendario de enero van a marcar el inicio de año para el Levante. Para empezar con la competición del K. O., Muñiz deberá decidir cómo se afronta la eliminatoria ante el Espanyol, que arranca este jueves en Cornellà (21 horas). Como ocurrió en la serie ante el Girona, ambos equipos tienen la Liga como prioridad.

Al club no se le dan bien los inicios de año en Primera: se ha perdido en el arranque tras el parón navideño de siete de las once temporadas en la élite. Según la estadística difundida ayer por la agencia EFE, el balance global -tanto en Liga como en Copa del Rey-, es de tres victorias, un empate y siete derrotas. En la última ocasión, en el curso 2016-17, el Levante cayó ante el Atlético en el Vicente Calderón (1-0). La última vuelta a la competición con victoria se produjo el 5 de enero de 2013: el equipo dirigido por Juan Ignacio Martínez venció por 3-1 al Athletic en el Ciutat de València.

El duelo ante el Dépor será de cuatro puntos: tras el 2-2 de Orriols está en juego el golaveraje

En la actual temporada, el Levante se fue de vacaciones penalizado por los dos últimos meses. La Copa se presenta como la oportunidad de que Coke disfrute de sus primeros minutos de competición vestido de granota. El lateral será presentado esta mañana en Orriols y lleva entrenándose desde antes del parón. Lo que es competir al lado de sus nuevos compañeros, aún no lo ha hecho. Eso sí, lo lógico es que el técnico abogue por, aparte del madrileño, dar minutos a los menos habituales contra el Espanyol.

Porque después, en Liga, vienen las turbulencias de verdad. Ahí es donde el Levante se va a jugar la vida. El equipo despidió 2017 con un chute de optimismo con un último entrenamiento abierto al público: más de mil aficionados agasajaron a los futbolistas, que lanzaron regalos a la grada. La plantilla necesita esa simbiosis con la hinchada. Recuperar la confianza mutua perdida desde la última victoria en Orriols, allá por el lejano septiembre.

Barcelona por partida doble

Pero el equipo se prodigará poco por el Ciutat en enero. De momento, esta semana no lo hará ni para entrenar: vuelve hoy al trabajo (10.30 horas), pero en Buñol. Sí comparecerá en el coliseo Coke, que será presentado a a partir de las 13. El Levante estará estos días más en Barcelona que en Orriols, ya que además del duelo copero en Cornellà, el domingo tiene la siempre incómoda vista al Camp Nou (16.15 horas).

La próxima semana vendrá a Orriols el propio Espanyol y, en un partido mucho más importante, el Celta. Tras visitar El Madrigal, el epílogo de enero se presenta vital en la guerra por la permanencia. El Levante rinde visita al Dépor. La batalla del mediodía del día 28 será de cuatro puntos: tras el 2-2 en Orriols de la primera vuelta, ganar supondría tener a favor el golaveraje particular con un rival directo.

Para esas fechas, Muñiz espera tener al menos dos '9' de garantías: el fichaje del mercado de invierno y Roger. El de Torrent afronta con optimismo sus últimas semanas de recuperación de la grave lesión que se produjo en pretemporada. «2017 fue un gran año, quedémonos con lo bonito y aprendido. 2018 será mejor», escribió el futbolista a modo de felicitación en sus redes sociales.

Roger personifica el optimismo en el Levante. Los cinco últimos equipos de la tabla tienen sus razones para ser positivos y creer que se salvarán: Las Palmas por el efecto Jémez, el Alavés por la reacción tras la llegada de Abelardo, el Espanyol porque despidió 2017 con victoria, y Dépor y Málaga porque no tienen el lastre de la Copa. Pero lo cierto es que tres de ellos -u otro que está ahora cómodo y se desinfle- tendrá un amargo aterrizaje en primavera. Gestionar bien las turbulencias de enero resultará vital para tener un resto de viaje confortable.

Fotos

Vídeos