https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Dépor solicitará una indemnización por el perjuicio económico del descenso

El club gallego pide dos años de prisión para los procesados por presunto amaño, incluido un Munúa que entrena ahora al filial blanquiazul

A. M.

valencia. La juez Isabel Rodríguez ya tiene en sus manos los escritos de acusación de la Fiscalía, la Liga y el Deportivo. El club gallego ha dado el paso tras apurar la prórroga que pidió para estudiar detenidamente toda la documentación relacionada con el presunto amaño del Levante-Zaragoza desde que se abrió la causa en Madrid. La entidad blanquiazul, que se ha alineado con Anticorrupción al solicitar dos años de prisión para los 36 futbolistas procesados, aspira también a obtener una indemnización por los perjuicios económicos que supuso su descenso a Segunda División.

El Dépor, como la Liga, había pedido una prolongación del plazo fijado para presentar el escrito de calificación. Los servicios jurídicos del club coruñés pretendían realizar un análisis exhaustivo de un proceso que llegó a los juzgados de Valencia en 2015. Más de tres años después, todo está listo para abrir juicio oral.

Finalmente, el Deportivo ha optado por una posición muy similar a la de la Fiscalía y menos dura que la de la Liga. La entidad gallega, al margen de la pena de cárcel, solicita una inhabilitación profesional de seis años y una multa por los delitos de corrupción deportiva.

El Levante-Zaragoza, celebrado el 21 de mayo de 2011 en el Ciutat de València, finalizó con victoria del conjunto maño, que acabó eludiendo en descenso. Y el equipo que bajó a Segunda División fue el Deportivo. El club coruñés, que peleó en los tribunales para obtener la condición de perjudicado dentro de la causa, va a preparar un informe pericial sobre los daños económicos que le ocasionó la pérdida de categoría.

El objetivo del Deportivo de cara al juicio oral, que según los pronósticos puede arrancar antes de que acabe el año, consiste en reclamar una indemnización por el perjuicio que acarreó el descenso. Al bajar, disminuyeron ostensiblemente los ingresos del club gallego por los derechos de televisión.

El Dépor incluye en su acusación a los 36 futbolistas que estuvieron convocados para el partido en cuestión. Entre ellos, curiosamente, figura Gustavo Munúa. En aquella época, el uruguayo formaba parte de la plantilla granota y, actualmente, ejerce como entrenador del filial del cuadro blanquiazul. A pesar de esta rocambolesca tesitura, la entidad coruñesa apela a la presunción de inocencia para mantener en el banquillo al exguardameta. No se plantea un despido.

«El Deportivo siempre en sus actuaciones judiciales persigue el interés del club, muy por encima de las personas. Lo más importante es el club», comentó recientemente Enrique Calvete, consejero del área económica del club.

El Dépor, al igual que la Fiscalía, pide la apertura de juicio oral contra los 36 jugadores que fueron convocados. En cambio, la Liga descartó de su escrito a nueve futbolistas del Zaragoza. La patronal acusa a los nueve que, según la investigación, recibieron ingresos de 85.000 o 90.000 euros y extrajeron tales cantidades, supuestamente, para amañar el duelo con el Levante.

Al margen de los futbolistas, están procesados el Zaragoza, el entonces técnico del conjunto maño, Javier Aguirre; los exdirectivos Agapito Iglesias, Javier Porquera y Antonio Prieto; y Francisco Checa, todavía secretario general.

Fotos

Vídeos