https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El comodín de la afición

Morales conduce el balón en un entrenamiento de esta semana. / levante ud
Morales conduce el balón en un entrenamiento de esta semana. / levante ud

El Levante involucra a la grada para el vital partido del Huesca | El club insta a los seguidores a que animen a los jugadores en el entrenamiento de hoy y acudan al recibimiento promovido por las peñas

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

El Levante necesita más que nunca al jugador número 12. En el club se es consciente de que la salvación pasa por Orriols, donde precisamente el equipo no ha sacado últimamente buenos resultados. La última victoria en casa data del 20 de enero, cuando se ganó al Valladolid. Han pasado dos meses y medio desde entonces. Y ahora, a falta de ocho partidos y metidos en el barro de la lucha por la permanencia, los encuentros más asequibles para sumar los puntos necesarios se disputarán en el Ciutat. Empezando por el de mañana (18.30 horas) frente a un rival directo, que se juega la vida, como el Huesca.

El club, por ello, ha trazado una estrategia para involucrar a la afición más que nunca. Quizás el entramado empezó en la rueda de prensa de Paco López, donde el técnico pareció dar un tirón de orejas a los seguidores. «Jugar en un nuestro campo tiene que ser un estímulo y no lo contrario», deslizó el técnico en un intento de salir al paso del nerviosismo generado tras el 2-2.

Lo sucedido en Bilbao ha servido de hilo conductor. La indignación contra el VAR ha generado unión en el levantinismo, focalizando el problema en el arbitraje y dejando trabajar al equipo. Hasta hoy. Esta mañana, a partir de las 11.15 horas, la afición alentará a los suyos de cara a un encuentro en el que, ya sí, está prohibido fallar.

Por eso, el Levante ha programado el entrenamiento abierto al público en el Ciutat. Nada de Buñol. En Valencia, para facilitar la afluencia de aficionados que alienten a unos futbolistas que regresaron cabizbajos de San Mamés. «Esto lo levantamos todos juntos. A seguir peleando como siempre hemos hecho», escribió Rober Pier en Instagram. «Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. Ahora más que nunca, todos juntos para conseguir el objetivo», proclamó Borja Mayoral en su cuenta de Twitter.

Hilo conductor. Unidad y más unidad frente al Huesca, ante el VAR y frente a quien se ponga por delante del conjunto granota. Una plantilla que sentirá el aliento de sus aficionados en las horas previas al encuentro contra el colista. La Delegación de Peñas ha organizado un recibimiento para mañana. Como en las grandes ocasiones. La de los partidos trascendentales en los ascensos, para evitar los descensos o el año de Europa.

Levante Fans, el grupo de animación, ha organizado una comida a partir de las 12 horas. Para después, las peñas están a cargo del entramado para recibir al equipo y llevarlo en volandas en los últimos metros del autobús hasta el estadio. Esto se ha programado para las 16.45 horas. El club ha empleado sus canales para corear esta programación.

Sabe que ha llegado la hora de la verdad y que cada aliento ayudará a conseguir los puntos necesarios para que el Levante siga en Primera. «Aquí nos estamos jugando mucho», avisó Quico Catalán cuando estalló contra el VAR. «Este domingo jugamos 24.750 almas» o «Si caminas acompañado llegarás más lejos». Este es el mensaje para lograr la complicidad de la grada de Orriols.

Más