https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El club avisa al Hércules de que no venderá entradas para el derbi contra el filial

La entidad granota lanza la advertencia después de la polémica producida entre el Valencia y el conjunto alicantino hace cuatro meses

A. M. C.

valencia. El Levante se cubre las espaldas para evitar la polémica que envolvió hace sólo cuatro meses el partido entre el Mestalla y el Hércules. En aquel encuentro, el Valencia negó la venta de entradas a seguidores blanquiazules en las taquillas de la ciudad deportiva de Paterna. Estalló el conflicto e incluso la Conselleria de Deporte abrió un expediente sancionador al club blanquinegro. Este domingo, a partir de las 12 horas, el filial granota recibe al conjunto alicantino. Ayer, como medida de prevención, la entidad de Orriols lanzó un comunicado advirtiendo de que ya está completado el aforo para la afición visitante.

«El Levante comunica que el próximo domingo no se venderán entradas en la taquilla de la ciudad deportiva para el encuentro que medirá al Atlético Levante y al Hércules debido a que se ha completado el aforo para la afición visitante con las localidades de cortesía que se le han facilitado al club alicantino», explicó el club azulgrana.

Así, el acceso estará limitado «a los aficionados del Hércules que hayan adquirido la entrada de cortesía facilitada por el Levante y a los abonados del Levante que podrán acceder de manera gratuita presentando el abono». Ayer, a través de las redes sociales, la entidad alicantina anunció que pondrá a disposición de sus aficionados 50 entradas.

El Hércules agradeció al Levante «las facilidades dadas». Ayer, se produjo una conversación entre Quico Catalán y Carlos Parodi, director general blanquiazul y presidente granota, respectivamente.

Cabe recordar que, el pasado 14 de octubre, el duelo entre el Mestalla y el Hércules estuvo marcado por la controversia generada fuera del campo. Aquel día, el Valencia abrió las taquillas del Antonio Puchades, pero no vendió entradas a los seguidores procedentes de la provincia de Alicante. Para comprar el origen de los aficionados, se solicitó el DNI. Este hecho provocó las quejas de algunos hinchas blanquiazules.

El Valencia argumentó que había entregado al Hércules 365 localidades para que las repartiera previamente. El club de Mestalla explicó que ofreció un paquete superior al habitual. Además, consideró que la entidad alicantina no había actuado de forma «diligente» para evitar que algunos de sus seguidores acudieran al recinto sin entrada.