https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El capitán sigue presente

Amanda Sampedro muestra el brazalete. / Memorial Nacho Barberà
Amanda Sampedro muestra el brazalete. / Memorial Nacho Barberà

Amanda Sampedro se mide al Levante con el brazalete de Nacho BarberàLa carismática futbolista del Atlético de Madrid era uno de los ídolos del joven jugador del Alzira que falleció hace un año de manera súbita

EFE/R. D. VALENCIA.

«Siempre con nosotras». Esas tres palabras, escritas con rotulador negro, no conforman una dedicatoria más cuando se reconoce la letra de Amanda Sampedro y cuando el joven que aparece en el centro de la imagen junto a algunas futbolistas, entre ellas la capitana del Atlético de Madrid, es Nacho Barberà.

La fotografía fue tomada hace cinco años en un restaurante de Valencia, cuando a las integrantes de la primera plantilla colchonera no las conocía casi nadie. Sí el joven jugador del Alzira, quien por aquel entonces admiraba a la '10' rojiblanca. Recuerdan miembros de la expedición colchonera que aquel día Nacho Barberà se les acercó emocionado. Quería hacerse una fotografía con la futbolista a la que más admiraba.

Cinco años más tarde fue su padre quien apareció en la puerta del hotel donde hizo noche el Atlético Femenino, «con los ojos brillantes» y «llenos de emoción», para pedirle a Amanda Sampedro que le firmase aquella imagen. «Era la ilusión de mi hijo», le dijo a la futbolista.

Hace cinco años, Nacho se acercó emocionado a Sampedro para fotografiarse con ella

El joven falleció el 3 de febrero de 2018, con 15 años, de manera súbita mientras competía ante el Ontinyent. Su historia resume la emotividad que impregna la frase que escribió Amanda Sampedro la noche del pasado viernes, sólo unas horas antes de jugar contra el Levante en la ciudad deportiva de Buñol, haciendo un esfuerzo por contener las lágrimas.

La centrocampista madrileña no esperaba aquella visita ni recibir como regalo el brazalete de capitán que solía utilizar Nacho Barberà. Pidió permiso para portarlo debajo de su característica cinta azul, con el escudo del Atlético, que la distingue como capitana. Finalmente, pudo jugar los 90 minutos con ambos brazaletes.

Al término del partido, correspondiente a la 25ª jornada de la Liga Iberdrola, se encontró con su hermano. Traía para ella, con los ojos llorosos, una camiseta de Nacho. De Lola Romero, máxima responsable del Atlético de Madrid Femenino, se llevó, según un testigo, un gran abrazo y un consejo: «Que sea fuerte y que se cuide mucho».

El gesto conmovió al entorno del que fuera jugador del Alzira. El Memorial Nacho Barberà, el torneo benéfico que sirve como homenaje, utilizó sus cuentas en las redes sociales para dar a conocer el detalle protagonizado por Amanda Sampedro. Para ello, publicó una fotografía de la futbolista del Atlético mostrando el brazalete después del encuentro ante el Levante. La imagen va acompaña de un texto: «A partir de ahora un ángel capitaneará nuestro barco!!! #cholitobarberá».

El Memorial Nacho Barberà celebró el compromiso de Amanda Sampedro, quien a sus 25 años ya ha conquistado dos Ligas y una Copa de la Reina y es uno de los puntales de la selección española. «Muchísimas gracias por ese gran corazón y gran recuerdo hacia Nacho. Gracias por ser una gran persona y además gran deportista», comentaron.

Entre el 7 y el 9 de junio, Alzira albergará la segunda edición del torneo en memoria de Nacho Barberà, cuya recaudación va destinada a la Asociación Valenciana de Cardiopatías Familiares y Muerte Súbita. El joven jugador era un fiel seguidor del Atlético de Madrid. De ahí que sus compañeros del Alzira le apodaran Cholo, en referencia al entrenador rojiblanco.

Su fallecimiento, producido hace poco más de un año en el campo municipal de La Purísima de Ontinyent, conmocionó al fútbol valenciano, pero también a una entidad rojiblanca que se volcó con los familiares. Sólo una semana después del dramático suceso, el delantero francés Antoine Griezmann celebró el primer gol ante el Málaga levantando hacia el cielo una camiseta con el nombre de Cholo Barberá y el número '7'. Era el dorsal que lucía Nacho. Ahora, el brazalete rojo que portó como infantil y cadete vuelve a desfilar por el césped.