https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Alejandro Escribano: «A Barça y Madrid les encantaría una ciudad deportiva como la de Nazaret»

Alejandro Escribano, en su despacho. / Juan J. Monzó
Alejandro Escribano, en su despacho. / Juan J. Monzó

«Hay pocos equipos con sus instalaciones tan céntricas... Tenerlas dentro del casco urbano es el sueño de cualquier club europeo», asegura el arquitecto Alejandro Escribano

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Alejandro Escribano observa las figuraciones de la futura ciudad deportiva de Nazaret y está satisfecho. Destaca que la instalación colmará las necesidades del Levante. Ha trabajado junto a la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento en encajarla urbanísticamente. Ahora seguirá asesorando al club en la fase de redacción del proyecto constructivo, encargado al despacho de Monfort y Corell. «Habrá iniciativas vanguardistas en el cuidado del medio ambiente», desliza.

-¿Qué parte de la ciudad deportiva ha sido más difícil de encajar?

-Lo más complicado es que estamos en un espacio confinado entre Nazaret y el Puerto y con una forma alargada. Los campos de fútbol tienen la maldita costumbre de ser unos rectángulos de 100x55 rígidos y que no admiten deformaciones. Y luego, organizar ese espacio con el condicionante de que el edificio histórico del Benimar está protegido y hacerlo compatible con el futuro Parque de Desembocadura. Todo eso ha llevado mucho tiempo porque el Levante tenía que actuar a partir de los acuerdos entre Ayuntamiento y el Puerto, no somos el primero de la fila. Es verdad que han entendido las necesidades y han colaborado en configurar un recinto en el que quepamos. Desplazar la valla tres metros era un campo menos.

«Lo único que puede quedar para la segunda fase es el pabellón, depende de los costes»

-¿Con cuál ha sido más complicado: con el Puerto o con el Ayuntamiento, que podía tener detrás a los vecinos con reivindicaciones?

-No es que nos haya puesto a nadie un problema especial, se buscaba el equilibrio para todos. No se podía dibujar con una valla 100.000 metros cuadrados y decir que nos metiéramos como pudiésemos, eso podía significar que no cupiésemos. El Levante tiene que agradecer la ayuda de las instituciones, que han entendido que eran esenciales los siete campos para trasladar los servicios de Buñol. Por otro lado, el club ha tenido una gran ventaja: que el proyecto es un colchón perfecto entre Nazaret y el Puerto, por lo que las partes ha entendido que es muy apetecible para el emplazamiento. Todo lo demás son anécdotas. Ha tardado en concretarse porque se trata de un espacio muy complejo.

-¿Ha tenido que renunciar a algo el Levante?

-Absolutamente a nada. Yo creo que el gran éxito de la gestión del club, que se debe a la comprensión de las instituciones, es que hemos hecho el 100% de los elementos que necesitábamos pese a que en algún momento ha sido difícil encajarlos.

-¿Hubo algo en entredicho?

-En ciertos momentos parecía difícil encajar alguno de los siete campos. El club ha hecho entender su necesidad de tener una instalación de primer nivel y que a la ciudad le beneficia. El acuerdo respeta la necesidad municipal de contar con un gran parque al final del viejo cauce y el Levante con su inversión resuelve un problema urbanístico de difícil solución, que era darle contenido a 100.000 metros de suelo.

-¿Hay posibilidad de que alguien presente otro proyecto para la zona o eso es ciencia ficción?

-Desde un punto de vista legal, la propuesta del Levante será objeto de concurso abierto y se podrán presentar otras iniciativas. También digo que veo complicado que una empresa privada pueda llevar a cabo una inversión en un polideportivo de 100.000 metros cuadrados al aire libre con el interés social que genera la ciudad deportiva. La inversión que requiere supera los 10 millones más el canon anual. Creo que las cuentas no le van a salir a nadie, a no ser que quiera arruinarse. Luego si alguien se presenta, eso no quiere decir que su propuesta sea mejor. El Levante no va a ganar dinero, le va a costar bastante. Se beneficia cuando salen jugadores de calidad, ese es el motor del club.

-En ese sentido era fundamental acercarse a Valencia...

-Para el club, disponer de una ciudad deportiva a la que se pueda llegar en metro desde cualquier punto de la ciudad cambia de la noche al día. Para un niño, ir a entrenar a Buñol es un calvario. A Nazaret se podrá acudir en transporte público, en vehículo propio y en bicicleta. Hay muy pocos clubes europeos de la máxima división con ciudades deportivas tan céntricas.

«El Levante resuelve un problema urbanístico, que era dar contenido a 100.000 metros»

-¿Los accesos son suficientes?

-Yo creo que serán suficientes porque Nazaret va a disponer de transporte público de gran capacidad. Toda la infraestructura del tranvía está construida y va a llegar muy cerca de la ciudad deportiva. Y para acudir en vehículo privado hay al menos dos itinerarios de entrada y de salida, no es un espacio especialmente colapsado. Para el club lo más importante es el tranvía, creemos que la Generalitat lo va a terminar. Disponer de una ciudad deportiva dentro del casco urbano es el sueño de cualquier club europeo.

-¿Por qué esa horquilla de tres millones (entre 11 y 14) de coste?

-Primero porque el proyecto no está terminado, ahora se inicia la fase de redacción. Se han hecho estimaciones, pero hay que definir calidades y la del terreno. Esa zona ha sido playa y la desembocadura del río, que fue la cloaca de Valencia y la depuradora se habilitó en los 70. Por ejemplo, podemos encontrarnos con fangos que obliguen a un tratamiento de la tierra. Y luego porque el programa de necesidades no esta cerrado: el club debe analizar el coste anual y el canon no está fijado de una manera definitiva.

-¿Están colmadas las necesidades del club de cara al futuro?

-Creo que el club no va a necesitar más espacio. La ventaja de una ciudad deportiva urbana es que las horas de uso entre semana pueden ser mucho mayores. Hemos estudiado instalaciones de toda Europa y para el Levante este tamaño está muy bien. No está encajada a martillazos, se encuentra en un entorno excelente y va a lograr enseguida una simbiosis con el barrio.

-Vamos, no será ampliable...

-A ver, el futuro no está escrito, pero en este momento ni se contempla. En la actualidad cumple muy bien las necesidades del club. Cualquier otro equipo, diría que hasta Real Madrid o Barcelona, estarían encantados. Es una ciudad deportiva con suficientes campos para que entrene un primer equipo y tener una cantera importante.

-Me ha llamado la atención eso de Real Madrid y Barcelona...

-Vamos a ver... las suyas son más grandes pero están peor situadas: ni se halla a 20 kilómetros de la ciudad ni se llega por avenidas atascadas a ciertas horas del día. Además de la gran baza del emplazamiento, Nazaret supone que el club retome el contacto con sus orígenes.

-¿El pabellón podrá albergar competiciones de máximo nivel?

-Sí, se concibe como un espacio donde puedan realizarse competiciones de primer nivel y televisadas. Puede formar parte de una segunda fase. Es una posibilidad según los datos de coste definitivos.

-¿Está definido qué parte entrará seguro en la primera fase?

-Está definido que en la primera entran los campos de juego y lo único que puede quedar para la segunda es la pieza del pabellón. Ya digo que a día de hoy no hay una decisión, que depende de la inversión.

Fotos

Vídeos