https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La ambición granota no se negocia

Paco López, durante el entrenamiento de ayer. / lud
Paco López, durante el entrenamiento de ayer. / lud

Paco López prefiere que el Levante sea valiente aunque le pueda costar un gol«Siempre que creamos que hay que apretar al rival lo haremos, sin ser inconscientes pero con nuestras señas de identidad», dice el técnico

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

Para Paco López hay ciertos aspectos intocables, los que conforman las señas de identidad del Levante. Y uno de ellos es la ambición. Desde que el técnico se hizo cargo del equipo, la valentía ha sido una de las características fundamentales, de las que ha hecho gala en esta temporada y le ha llevado a conquistar el Bernabéu y a ganar cuatro partidos seguidos. Pero que también tiene sus riesgos, como se pudo comprobar en Vila-real. Es precisamente ese tanto del empate en el tiempo añadido el que ha reforzado la filosofía del entrenador.

Para el valenciano, el equipo granota siempre debe buscar la portería contraria y presionar cerca del área rival. Da igual que vaya ganando por la mínima fuera de casa y pueda costarle un gol en contra, como ocurrió el pasado domingo. «En esa jugada ahora hubiera hecho lo mismo, ir a apretar ese saque de banda del rival. Nuestra idea la tenemos clara, siempre que consideremos que hay que ser valientes y apretar lo haremos, sin ser inconscientes, pero nuestras señas de identidad van a seguir siendo las mismas», destacó Paco López.

Ese discurso ha calado en el vestuario azulgrana y los jugadores se sienten menos atenazados con el balón en los pies de lo que estaban la temporada pasada con Muñiz en el banquillo, un técnico que proponía un estilo más conservador y sin tanta libertad para los futbolistas. «A los jugadores le doy herramientas para que entiendan el juego, pero no les digo lo que deben hacer, así luego será más fácil que lo sepan resolver en el campo», argumentó el preparador de Silla.

El técnico, no obstante, no quiere hablar de objetivos a final de Liga más allá del obligado de la permanencia, aunque la actual situación del Levante permite que los aficionados piensen en clasificarse para una competición europea. Mañana el equipo disputará el último partido de Liga antes del parón por los compromisos internacionales y tiene la opción de llegar entre los seis primeros de la tabla y 20 puntos en el bolsillo, la mitad de los que necesita para lograr ese requisito de la salvación de categoría, pero con sólo un tercio de la competición disputada. «Si ganamos alcanzaremos cifras importantes de cara al objetivo, pero la Real Sociedad va a ser uno de los equipos más peligrosos, porque fuera de casa están más cómodos, debemos ser un equipo muy compacto, vertical y valiente», explicó el entrenador.

Aunque en las dos últimas jornadas el Levante ha sumado cuatro puntos, el equipo no ha tenido tan controlados los partidos ante Leganés y Villarreal como los duelos anteriores, por lo que Paco López admite que tienen cosas que mejorar. «No creo que haya bajado el nivel del juego, tenemos cosas que mejorar, pero el equipo va creciendo, en Vila-real tuvimos muchas pérdidas no forzadas, eso hay que trabajarlo, y la intención del equipo es seguir siendo ambicioso», apuntó.

Es por eso que el técnico tiene clara la hoja de ruta: «Seguir nuestro camino de ser un equipo con las señas de identidad claras, compacto, solidario sin balón, que la Real esté incómoda. Debemos ser un equipo, y el trabajo colectivo tiene que estar siempre por encima de cualquier acierto individual». Tras ganar en pocos meses a Barcelona y Real Madrid, Paco López no se pone techo: «Con nuestras armas y nuestro trabajo tenemos posibilidades de tutear a cualquier equipo y poder conseguir la victoria».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos