https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Aitor Fernández: «A veces me frustro por no jugar y Oier trabaja como psicólogo conmigo»

Aitor Fernández, junto a una portería de Buñol. / adolfo benetó/levante ud
Aitor Fernández, junto a una portería de Buñol. / adolfo benetó/levante ud

«Es muy ilusionante para los clubes más pequeños poder lograr un título. La Copa es una competición atractiva. ¿Por qué no?», comenta el portero del Levante

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

Aitor Fernández se erigió en el gran protagonista del partido de vuelta ante el Lugo. Con sus intervenciones de mérito, el arquero guipuzcoano permitió la clasificación del Levante para los octavos de final de la Copa del Rey. Una ronda en la que los granotas se verán las caras con el Barcelona. El arquero vasco, quien todavía no ha debutado en Primera División, tratará de aprovechar su nueva oportunidad en el torneo del KO. El jueves, en el Ciutat de València, tendrá un dura prueba.

-Nunca se ha enfrentado al Barcelona. ¿Será una cita especial?

-Siempre que juegas contra uno de los mejores equipos del mundo, por no decir el mejor, y contra el mejor jugador del mundo, es algo especial. Lo afrontamos con muchísima ilusión y con muchas ganas de poder dar la campanada. Va a ser una eliminatoria bonita para jugar.

-¿Han depositado muchas esperanzas en la Copa del Rey?

-En los últimos años se ha demostrado, cuando llegó el Alavés a la final de la Copa. Está claro que es complicado, pero es muy ilusionante para los clubes más pequeños poder conseguir algún título. Es una competición atractiva. ¿Por qué no?

-Además, es una ocasión de reivindicarse para los futbolistas menos habituales en Liga.

-No sé si reivindicarse o no. No podemos tomarnos los partidos como si fueran exámenes, porque quizás nos metamos más presión de lo normal. Trabajamos día a día para estar lo mejor posible cuando nos toque jugar. Ahora nos lo tomamos como una oportunidad, porque todo el mundo entrena para jugar. Nadie entrena para no jugar. Si toca jugar, habrá que hacerlo lo mejor posible. Preparado estoy. Y con muchísima ilusión.

-¿Viendo el 0-5 sufrido ante el Barça en Liga recientemente, da miedo medirse a Messi y compañía?

-Miedo no. Evidentemente, respeto como a todos los equipos. En Liga fue un resultado un poco abultado y, en caso de tener ese resultado, ya prácticamente no tendríamos opciones de pasar a la siguiente ronda. Pero todos los partidos son difíciles y es otra competición, otro ambiente... Yo siempre digo que prefiero perder un partido por 5-0 que cinco partidos por 1-0. Es una oportunidad nueva.

-¿En este caso, es ventajoso jugar el encuentro de ida en casa?

-La forma de pensar ha cambiado en los últimos años. Quizás es cierta ventaja jugar el segundo partido fuera de casa. Pero el Barcelona es tan bueno que es como si jugara siempre en casa. Será un partido complicado. Sabemos que tendremos que sufrir si queremos pasar la eliminatoria.

-Usted resultó determinante en la ronda frente al Lugo.

-Salió bien y pude ayudar al equipo para pasar de ronda. Estoy contento, pero eso ha pasado y hay que pensar en el siguiente partido.

-La competencia en la portería del Levante es dura. ¿Cómo lleva la suplencia en Liga?

-Uno siempre entrena para jugar. En este caso, Paco López está decidiendo que tiene que jugar Oier y pensará que está haciéndolo mejor para el equipo. A los demás sólo nos queda entrenar fuerte. Lo primordial es que se cumpla el objetivo colectivo, la permanencia. Cuando Paco decida que tengo que ser yo el portero titular en Liga, debo estar lo más preparado posible. Mientras tanto, a ayudar lo máximo a Oier, a Koke y al equipo.

-¿Confía en que ese debut en Primera llegue pronto?

-No lo sé. Al final tenemos que estar preparados para cualquier momento. La portería es una posición muy solitaria en la que los cambios vienen por algún error o una lesión. Siempre hay que estar esperando nuestra oportunidad. Pero no me urge. Lo que tengo que hacer es trabajar y trabajar.

-El pasado verano, el Levante apostó fuerte por usted, pagando cerca de un millón por su fichaje.

-Sí. El año pasado el Levante se interesó muchísimo en mí y yo quise venir aquí, porque ha sido el equipo donde quizás se me dé la opción de debutar en Primera División. Es el sueño de todo niño.

-¿Pese a la competencia, su relación con Oier es muy buena?

-Sí. Somos hasta compañeros de habitación. Somos conscientes de que es una pena que sólo juegue uno, pero es el míster el que decide. Ni él ni yo tenemos culpa de nada.

-¿Qué le dice Oier?

-Oier me dice que siga trabajando. Hay momentos en que uno se frustra un poquito por no estar jugando y muchas veces él trabaja como psicólogo conmigo en la habitación. Es el buen trato que tenemos. Es muy bueno para el equipo que todos nos llevemos bien. Esa alegría ayuda.

-Resulta curioso que ambos compartan representante.

-Los representantes lo que no pueden hacer es, por no meter a un jugador de la misma posición en un equipo, cerrar las puertas a cumplir el sueño de un futbolista. Yo quise venir aquí porque Paco me demostró que me quería. Nico Bosch, el entrenador de porteros, también. Y la dirección deportiva, también.

-Paco López y usted coincidieron dos temporadas en el filial del Villarreal. Él fue su gran valedor.

-Él año pasado, en el Numancia, salió una muy buena temporada y Paco ha sido uno de los que ha hecho posible que yo esté aquí.

-En el Villarreal B, tuvo a Jorge Bartual como entrenador de porteros. El exarquero le ha comparado con Keylor Navas. ¿Cómo le sienta?

-Se suele pensar que los porteros deben ser altos y fuertes y es verdad que no tenemos la talla esa. Los dos somos bastante rápidos y explosivos. Pero que me comparen con un porterazo como Keylor, con todas las Champions que tiene y todo lo que ha hecho en el Levante, son palabras mayores.

-¿Se ha planteado una cesión durante el mercado invernal en busca de minutos?

-No. Estoy centrado en el Levante y sólo pienso en estar aquí. Tengo cuatro años de contrato y los pienso cumplir. Por mi cabeza no pasa. Está claro que uno siempre quiere jugar, pero estoy muy centrado en el Levante y quiero lograr los objetivos con el club. No hay más. Estoy contento aquí. Estoy creciendo mucho como jugador, por lo que me encuentro en el mejor sitio que podía estar.

-¿Este equipo puede soñar con clasificarse para Europa?

-Soñar es conseguir los 42 puntos cuanto antes. Cuando antes los consigamos, más puntos quedarán para poder clasificarnos para Europa o para seguir sumando. Pero no nos podemos salir de nuestro objetivo, porque al final dejas de hacer cosas. Tenemos que seguir partido a partido. Esta Liga está siendo muy igualada.