Merkel camina hacia el abismo en Hesse

Angela Merkel, este jueves durante el Consejo Europeo en Bruselas/Reuters
Angela Merkel, este jueves durante el Consejo Europeo en Bruselas / Reuters

Las encuestas anticipan el desplome de la CDU de la canciller alemana,que incluso perdería elpoder en la región en los comicios del día 28

JUAN CARLOS BARRENABerlín

Los Verdes se preparan dar la campanada en las elecciones legislativas en el Estado federado alemán de Hesse la semana que viene y arrebatar el poder a los cristianodemócratas (CDU) de la canciller, Angela Merkel. Esa es una de las alternativas más posibles tras los comicios regionales, según la encuesta del 'Politbarometer', el barómetro político de la televisión pública ZDF publicado este jueves. Hesse sería así, tras Baden Württemberg, la segunda región con un primer ministro ecologista.

El sondeo señala que los Verdes se coronarán el 28 de octubre como segunda fuerza política en Hesse con un 22% de votos, cuatro puntos menos que la CDU, con la que actualmente gobiernan en coalición como socio menor en el céntrico Estado federado. Sin embargo, si unen su 22% potencial al 20% que se atribuye a los socialdemócratas (SPD) y el 8% del partido de La Izquierda, la novedosa alianza verdi-roji-roja sumaría una mayoría parlamentaria suficiente para desbancar del poder a los conservadores.

No se puede descartar tampoco la posibilidad de un acuerdo para lo que llaman en Alemania una «coalición de semáforo», una alianza de verdes, socialdemócratas y liberales (FDP), formación esta última que tiene el amarillo como color y a la que también se atribuye hasta un 8% de votos. El primer ministro sería en ambos casos el líder verde en esa rica región alemana, el germano-yemení Tarek al-Wazir, con diferencia el político más popular y querido de Hesse.

El interesado no quiso sin embargo hacer especulaciones sobre la posibilidad de dirigir el Ejecutivo regional. «La gente no quiere precisamente ahora ese tipo de debates», afirmó Al-Wazir, quien subrayó que lo importante antes de las elecciones es discutir contenidos y programas y dejar para después, cuando haya resultados firmes, las posibles coaliciones y las cuestiones sobre personal y cargos.

En Wiesbaden, sede del Gobierno del Estado que acoge también la ciudad de Fráncfort, la capital financiera de Alemania y de la Unión Europea, se da por sentado que La Izquierda está dispuesta a sumarse a una alianza con Los Verdes y el SPD. Su candidata, Janine Wissler, subrayó que todo depende del resultado de las negociaciones. Una postura sumilar a la adoptada por los liberales y su candidato Reré Rock, abierto a cualquier alternativa que permita a su formación participar del poder.

Al igual que en Baviera el domingo pasado, Los Verdes duplicarán probablemente sus votos en Hesse frente a las elecciones de hace cinco años. Por contra, los dos grandes partidos tradicionales germanos perderán puntos con fuerza, en el caso de la CDU más de doce y el SPD más de diez, lo que supone un nuevo revés para la gran coalición que gobierna en Berlín a las órdenes de Merkel. Suben también ligeramente La Izquierda y los liberales e irrumpe por primera vez en esa Cámara regional la ultranacionalista Alternativa para Alemania (AfD), a la que el 'Politbarometer' concede un 12% de votos potenciales.

La alternativa

Los resultados de este sondeo permitirían también la continuidad de la actual alianza de gobierno entre la CDU y Los Verdes con el cristianodemócrata Volker Bouffier como primer ministro. Aunque conservadores y ecologistas solo sumarían un 48% de votos, el reparto final de escaños les permitiría contar con una ajustada mayoría parlamentaria. Ambas formaciones han gobernado de manera armónica y sin sobresaltos la legislatura que acaba y Bouffier y Al-Wazir no han tenido un roce en cinco años.

Una segunda encuesta publicada también ayer por la cadena de televisión ARD confirma el fuerte retroceso electoral en Hesse de conservadores y socialdemócratas, así como el alza de Los Verdes. Al igual que el barómetro político de ZDF, el sondeo atribuye a la CDU un 26% de votos, pero sitúa al SPD (21%) por delante de Los Verdes (20%). A los liberales adjudica un 9% y a La Izquierda un 8%. Los populistas de AfD sumarían también un 12% y estarían así representados por primera vez en todos los Parlamentos de los 16 Estados federados germanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos