Un «gran paraguas» para evitar más daños

Los franceses miran al cielo con preocupación. Hay previsión de lluvias a partir del martes y los efectos pueden ser demoledores. Para evitar más daños en Nuestra Señora de París, se ha previsto la instalación de una lona, una especie de «gran paraguas», lo suficientemente grande para permitir los trabajos de reconstrucción. El encargado de realizar esta primera intervención será el arquitecto jefe de Notre Dame, Philippe Villeneuve.