Fallece un niño de dos años y su gemelo está grave por una circuncisión ritual cerca de Roma

Una mujer muestra una herramienta usada en mutilaciones genitales. /
Una mujer muestra una herramienta usada en mutilaciones genitales.

La familia llamó al servicio de urgencias, ya que los pequeños habían perdido mucha sangre

EFE

Un niño de dos años ha fallecido y su gemelo se encuentra en estado grave tras haberles practicado una circuncisión ritual en un domicilio de la localidad de Monterotondo, en la provincia de Roma, según hab informado los medios de comunicación italianos.

Los niños son de origen nigeriano y la operación fue realizada por un supuesto médico también de esa nacionalidad, que está siendo interrogado por la policía.

Tras la circuncisión la familia llamó al servicio de urgencias, ya que los niños habían perdido mucha sangre, y fueron trasladados al hospital San Andrea de Roma, pero uno de ellos falleció y el otro está grave.

El porqué de la circuncisión ritual

Para muchas tribus africanas, el prepucio es una parte muy significativa de la anatomía masculina. A quienes todavía lo lucen se les ve como meros proyectos de hombre, niños crecidos que aún no se han liberado de ese vestigio de la infancia, y la ceremonia de cortarlo se plantea como un ritual de transición a la vida adulta, cargado de simbolismo, de enseñanzas misteriosas y de exigencias para sus protagonistas. Es el caso de los xhosa de Sudáfrica, que imponen al aspirante un aislamiento de tres semanas y una rigurosa dieta. O de los bugisu de Uganda, cuya ceremonia aparece en las fotografías de estas páginas: ellos se pringan con barro y mijo y tienen que someterse, entre otros requisitos, al mandato supremo de no quejarse cuando el cuchillo les cercena ese pellejo tan especial.