La UE respalda la soberanía e independencia de sus vecinos del Este

Foto de familia de la cumbre UE Asociación Oriental celebrada en Riga (Letonia)./
Foto de familia de la cumbre UE Asociación Oriental celebrada en Riga (Letonia).

El presidente del Consejo Europeo confirma el espaldarazo a los seis países exsoviéticos de la Asociación Oriental pero aclara que el programa de acercamiento no es un atajo rápido hacia la adhesión

EFEriga

La Unión Europea ha dado un espaldarazo a la "soberanía e independencia" de los seis países exsoviéticos que conforman la Asociación Oriental, aunque ha dejado claro que este programa de acercamiento no es un atajo rápido hacia la adhesión. "El continuo y consistente compromiso con la Asociación Oriental es el principal mensaje de la cumbre" concluida hoy entre los Veintiocho y Ucrania, Georgia, Moldavia, Bielorrusia, Azerbaiyán y Armenia, ha señalado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al término de la reunión.

más información

El líder europeo ha destacado el apoyo de la UE a estos países ante "las turbulencias, agresiones, intimidación e incluso guerra en esta parte de Europa", en una clara alusión a Rusia y el conflicto ucraniano. "Hoy reafirmamos nuestro interés continuo por desarrollar relaciones diferenciadas con todos y cada uno de nuestros socios, para ayudarles a ser más resistentes ante el incremento de retos a la seguridad y estabilidad en la región y para que adopten decisiones soberanas", ha enfatizado Tusk.

Ha matizado, no obstante, que "nadie prometió que la Asociación Oriental sería el camino automático para entrar en la UE. Es un largo proceso, tiene amigos y enemigos, entusiastas y escépticos en Europa, es normal".

Escenario tras la cumbre de Vilna

El político polaco ha subrayado asimismo que la colaboración de la UE va dirigida a que estos países tengan "instituciones más transparentes, estén libres de corrupción y sean más fuertes". "Desde la cumbre de Vilna todo cambió a nuestro alrededor, pero nada cambió en cuanto a nuestras intenciones", ha dicho en referencia a la última vez que se reunieron los líderes de la UE y la Asociación Oriental en la capital lituana en noviembre de 2013, cuando el entonces presidente de Ucrania, el prorruso Víktor Yanukóvich, se negó a firmar con Bruselas un acuerdo de Asociación que se había negociado.

Tras ello estallaron las revueltas proeuropeas en Ucrania, se produjo la anexión de Crimea por Rusia y se inició la crisis que aún persiste en el este del país con la sublevación de los separatistas prorrusos.

El presidente del Consejo Europeo ha recordado que, desde entonces, la UE ha firmado acuerdos de asociación y libre comercio con Ucrania, Georgia y Moldavia. También ha reiterado el "apoyo a los otros países, que buscan una relación más a medida con la UE". En concreto, ha indicado que se ha alcanzado un entendimiento con Armenia sobre "el alcance de nuestra futura relación", y que "también deberíamos poder avanzar algunos pasos para profundizar nuestro compromiso crítico con Bielorrusia". Tanto Armenia como Bielorrusia forman parte ya de la Unión Económica Eurasiática liderada por Moscú.

Sobre Azerbaiyán, ha afirmado que han recibido las sugerencias de ese país "sobre la renovación de la base contractual para sus relaciones con la UE".