Erdogan amenaza a Bruselas con «abrir las puertas» a miles de refugiados

Familias sirias en la provincia de Idlib, fronteriza con Turquía y objetivo de una ofensiva de Damasco contra los yihadistas./AFP
Familias sirias en la provincia de Idlib, fronteriza con Turquía y objetivo de una ofensiva de Damasco contra los yihadistas. / AFP

El presidente turco quiere la ayuda de la UE para reasentar en una «zona segura» en Siria a parte de los 3,6 millones de acogidos por su país

MIKEL AYESTARANCorresponsal. Jerusalén

Recep Tayyip Erdogan tiene un plan para el norte de Siria y amenaza a la Unión Europea (UE) con «abrir las puertas» a refugiados y migrantes si no le ofrece «apoyo económico y logístico» para llevarlo adelante. Pese a no contar de momento con el visto bueno de Estados Unidos, desplegado en esta parte del territorio sirio junto a las fuerzas kurdas, el presidente turco quiere crear una «zona segura» para reasentar allí a un millón de los 3,6 millones de sirios refugiados en su país. «O sucede esto o, de lo contrario, tendremos que abrir las puertas. No vamos a cargar con este peso solos», avisó Erdogan en declaraciones retransmitidas por la emisora CNNtürk. «Dadnos apoyo logístico y podemos construir viviendas a 30 kilómetros de la frontera en el norte de Siria», fue el mensaje lanzado por el presidente turco a la UE, donde no olvidan la crisis de refugiados del verano de 2015.

LA CIFRA:

9.656
personas, en su mayoría afganas y sirias, llegaron a Grecia en agosto desde suelo turco, según los datos de Naciones Unidas.

El aviso del líder islamista llega en la misma semana en la que se cumple el cuarto aniversario de la muerte de Aylan Kurdi. La imagen del cuerpo sin vida del pequeño en una playa turca supuso un punto de inflexión en la crisis abierta por la llegada masiva de refugiados a las costas griegas procedentes de Turquía. Las barreras se levantaron y las medidas se suavizaron durante un breve período de tiempo hasta que Bruselas negoció con Ankara. El acuerdo alcanzado fue tan efectivo como «infame», según lo calificó Estrella Galán, secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que denunció que vulneraba «la normativa europea e internacional en materia de asilo».

Ofensiva en Idlib

Cuatro años después Erdogan vuelve a presionar a Bruselas, que tan solo en agosto ha visto cómo cerca de 9.656 migrantes, en su mayoría afganos y sirios según los datos de Naciones Unidas, han llegado a Grecia desde suelo turco. El avance del Ejército sirio y de Rusia en la provincia de Idlib hace temer a Ankara una nueva oleada de sirios y el presidente mueve ficha.

«Estamos decididos a empezar a finales de septiembre a establecer una zona de seguridad como la queremos. Lo ideal sería hacerlo junto con nuestros amigos de Estados Unidos, pero si no llegamos a un acuerdo, estamos igualmente preparados y lo haremos con nuestros propios medios», un mensaje claro y directo de Erdogan a Donald Trump.

En el pasado, Estados Unidos dio un paso atrás cuando Turquía decidió invadir la provincia kurda de Afrín, en el norte de Siria, y no apoyó a las fuerzas kurdas con las que ha combatido estos años contra el Estado Islámico, pero a las que los turcos consideran «terroristas».