Empate técnico en Suecia entre los socialdemócratas y la derecha con la ultraderecha como tercera fuerza

Siete millones de suecos decidían hace unas horas dar voz a la ultraderecha y situar al partido xenófobo Demócratas Suecos en primera línea del panorama político. Los resultados oficiales de las elecciones legislativas dibujan un país ingobernable con un empate técnico entre la izquierda en el poder y la derecha en la oposición. Todos los partidos de la izquierda sumarían el 40,6% de los votos, es decir, 144 escaños y la Alianza de derechas  el 40,3%, es decir 143 escaños. Como tercera fuerza aparecen ellos, los ultraderechistas que aunque no han conseguido el sorpaso del que hablaban en la campaña sí que tienen la llave de la gobernabilidad. Ahora todas las opciones están abiertas y el papel de la extrema derecha, con un 17,7% de los votos ha derribado el sistema de bloques imperante hasta el momento.