Australia está en camino de eliminar el cáncer de cérvix en 2035

Investigador estudia una muestra por el microscopio./Archivo
Investigador estudia una muestra por el microscopio. / Archivo

Esta enfermedad supone la principal causa de muerte de las mujeres en los países subsaharianos

EFESIDNEY

Australia se encamina a eliminar el cáncer de cérvix en 2035, según una investigación publicada este miércoles, que destaca la eficacia del plan nacional de vacunación y del programa de chequeos dirigidos a las mujeres a partir de los 25 años.

«Nuevos resultados de nuestro equipo del Consejo contra el Cáncer NSW (siglas en inglés del estado de Nueva Gales del Sur) pronostican que el cáncer puede potencialmente eliminarse en 2035 y (Australia) sería el primer país en hacerlo», ha dicho la directora de investigación de este organismo, Karen Canfell.

El estudio destaca que Australia se beneficia de haber sido el primer país en introducir la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) y del programa de exámenes médicos introducido el año pasado.

Según Canfell, la combinación de ambos reducirá la mortalidad por cáncer de cérvix o cuello del útero a menos de 6 por cada 100.000 en 2022, lo que permitirá a Australia clasificar como una forma rara de cáncer esta enfermedad que supone la principal causa de muerte de las mujeres en los países subsaharianos.

Preparados para eliminarlo

«Aunque la OMS (Organización Mundial para la Salud) aún no ha establecido el umbral para eliminar el cáncer de cérvix como un problema de salud pública, estos hallazgos indican que incluso en umbrales muy bajos, Australia está preparada para eliminarlo en los próximos 20 años», ha añadido Canfell.

El Consejo contra el Cáncer NSW remarcó que la eliminación depende de que la vacunación y los exámenes médicos se mantengan en las tasas actuales, precisó Canfell en un comunicado publicado en el portal del mismo.

El nuevo programa nacional de exámenes prevé que las mujeres hagan su primer chequeo a los 25 años y después cada cinco años si no se detecta riesgo de VPH, cuya infección está asociada con el virus de cáncer de cérvix, cáncer de vagina, vulva, ano, pene y orofaringe.

Fotos

Vídeos