Macri moviliza a sus votantes y llama a «dar la vuelta a las elecciones» del 27 de octubre

El presidente Mauricio Macri./EFE
El presidente Mauricio Macri. / EFE

El presidente argentino sufrió un duro revés en las elecciones primarias ante Alberto Fernández, a quien los sondeos dan ganador en las elecciones de octubre

MARCELA VALENTEBuenos Aires

A pesar de los malos resultados económicos con los que finalizará en diciembre su Gobierno, una multitud acompañó el sábado al presidente de Argentina, Mauricio Macri, en un inusual acto callejero convocado por él mismo en un barrio de clase media-alta de la ciudad de Buenos Aires. Su objetivo fue mostrarse competitivo frente al favorito, Alberto Fernández, y consolidar a votantes propios de cara a las elecciones generales del 27 de octubre.

En contra de todas las encuestas que le anticipan una derrota, Macri llamó a sus seguidores a realizar 30 actos en 30 días antes de los comicios, un tipo de campaña no habitual en su coalición centroderechista. El primero fue en la capital argentina donde el presidente tiene más oportunidades de ganar. Con la consigna de 'Sí, se puede', el propio mandatario pidió en redes sociales que sus simpatizantes acudan a las marchas callejeras con amigos y familiares para manifestar su apoyo.

El primer acto tuvo lugar frente a la renovada estación ferroviaria de Belgrano. Hasta allí llegaron Macri, su esposa y colaboradores en el tren de línea, como unos pasajeros más. El dirigente fue recibido por unas 20.000 personas con banderas celestes y blancas y carteles de 'Sí, se puede'. Macri les dijo que los necesitaba «más movilizados que nunca» y que irían a «dar vuelta a estas elecciones».

En las primarias del 11 de agosto la sorpresa la dio Fernández, el candidato peronista que va acompañado de la expresidenta Cristina Fernández. Sacaron el 49,49% de los votos, frente al 32,94% de Macri. El resultado profundizó una crisis económica, social y financiera que había comenzado en 2018, con la caída de la producción y el empleo y aumento de la pobreza. Los sondeos indican que la ventaja de Fernández será mayor aún en octubre. Por eso el ambiente de la manifestación del sábado fue de despedida.