Alemania plantea penalizar las terapias de reorientación sexual

Alemania está lista para la gran celebración de la diversidad sexual, el Orgullo, y este año podría celebrarlo despidiéndose de las terapias de reorientación sexual.Una comisión del ministerio de Sanidad determina la urgente necesidad de ilegalizar las prácticas que buscan cambiar la orientación sexual de los pacientes.Estos tratamientos de conversión parten de la base de que la homosexualidad es un desorden mental que se puede corregir. Aunque, en ningún caso, se ha demostrado que esto sea cierto.(La homosexualidad no es una enfermedad, por ello, no requiere tratamiento).Dos años después de legalizar el matrimonio igualitario, Alemania podría sumarse a la lista de países, encabezada por Brasil, que condena estas prácticas.Un pequeño gran paso que sabe a poco si se mira a los 70 países que siguen castigando la homosexualidad, incluso con la muerte.