Túnez prohíbe el niqab en edificios públicos por «razones de seguridad»

Beji Caid Essebsi./
Beji Caid Essebsi.

La medida se aprueba una semana después del doble atentado suicida en la capital, reivindicado por el Estado Islámico

A. G.Túnez

El primer ministro de Túnez, Yusef Chahed, aprobó este viernes una ley que prohíbe el acceso a los edificios públicos del país a personas que lleven la cara tapada, incluidas aquellas mujeres que vistan niqab. Según las informaciones facilitadas por la emisora local Mosaique FM, la medida afecta únicamente a las personas que quieran entrar en edificios como ministerios, empresas públicas y administraciones. Las mujeres podrán en cualquier caso seguir vistiendo niqab en otros lugares públicos y acceder a edificios que pertenezcan a empresas privadas.

El niqab no es una prenda muy extendida entre las tunecinas y su uso es más habitual en la península arábiga, de tradición religiosa más conservadora. En febrero de 2014, el Ministerio de Interior autorizó a la Policía la realización de un «control reforzado» de las personas con niqab, con el fin de apoyar la lucha contra «el terrorismo», sobre todo «por el uso del niqab por parte de los sospechosos [...] para disfrazarse y eludir la justicia».

En esta ocasión, fuentes de la presidencia del Gobierno han explicado que la prohibición se ha tomado también «por razones de seguridad», en un contexto de tensión tras el doble atentado suicida perpetrado la semana pasada en la capital del país. Reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI), dejó dos muertos y siete heridos. El pasado martes efectivos de la brigada de lucha contra el terrorismo mataron al supuesto cerebro de ese ataque, Ayman Smiri, un joven de 23 años y originario de la capital tunecina, calificado por las autoridades como un dirigente «muy activo y peligroso».

Dentro de la campaña antiterrorista «a gran escala» activada tras el doble ataque suicida, la Guardia Nacional detuvo este viernes a dos supuestos yihadistas en las regiones de Kairouan (centro) y Ariana (área metropolitana de la ciudad de Túnez) sobre los que pesaba una orden de búsqueda y captura, según anunció este viernes el portavoz del cuerpo policial, Houcem Hebabli, en declaraciones a la agencia estatal TAP.

El presidente del país, Beji Caid Essebsi, anunció el pasado abril la extensión por un mes más del estado de emergencia impuesto en Túnez, que comenzó tras el atentado yihadista que acabó con la vida de doce guardias presidenciales en 2015 en el centro de la capital. Essebsi, hospitalizado en estado grave la semana pasada, reapareció por sorpresa este viernes en un acto oficial para firmar una serie de decretos, según recoge un vídeo hecho público por la Presidencia.

En las imágenes el mandatario promulga un decreto sobre la participación de los tunecinos en las legislativas y presidenciales que se celebrarán en octubre y noviembre, respectivamente. También aprueba la extensión de un mes del estado de emergencia, una prórroga adoptada tras una serie de consultas con el primer ministro Chahed y con el presidente del Parlamento, Mohamed Ennaceur, tal y como aseguró la agencia TAP.

Temas

Tunez