El aeropuerto internacional de Hong Kong amplía los controles de seguridad tras cinco días de protestas

El aeropuerto internacional de Hong Kong ha ampliado los controles de seguridad después de los disturbios sufridos durante cinco días por protestas violentas contra el Gobierno. Los vuelos se han reanudado con normalidad horas después de que los manifestantes cortaran la terminal principal, paralizando el aeropuerto por completo. Los registros de seguridad en la entrada del hall se han intensificado, con agentes inspeccionado los documentos de los viajeros antes de pasar por el control de seguridad.