Kiev pide a población civil que abandone ciudades controladas por prorrusos

Soldados ucranianos./
Soldados ucranianos.

Rusia abre un corredor humanitario para más de 400 militares ucranianos

EFEMoscú

Las autoridades ucranianas han pedido este lunes a la población civil del este del país que abandone todos las ciudades y pueblos controlados por los separatistas prorrusos, entre las que están cuatro de las cinco localidades más pobladas de las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk. "Los terroristas atracan a la población, secuestran a ciudadanos y toman edificios particulares y medios de transporte. Por eso instamos a la población local a abandonar los territorios tomados por los terroristas", dijo en Kiev el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Lisenko.

El Gobierno alemán bloquea un negocio de armas con Rusia

El Gobierno alemán ha bloqueado un negocio de armas de la empresa Rheinmetall destinado a Rusia y que previamente había sido autorizado, informaron hoy fuentes del ministerio de Economía.

El Ejecutivo se ha ceñido a las sanciones económicas contra Moscú recientemente aprobadas por la Unión Europea (UE) y que incluyen la prohibición de las exportaciones armamentísticas, así como de material de uso civil susceptible de ser utilizado con fines bélicos

El mando militar ucraniano anunció hoy la apertura de corredores humanitarios para facilitar que los civiles puedan salir de las ciudades para ser realojados temporalmente en otras zonas del país. Los combates se han intensificado en las últimas semanas en las ciudades de Lugansk, Donetsk y Górloka, las principales plazas fuertes de los separatistas prorrusos, habitadas por 1,7 millones de personas antes del inicio del conflicto armado, prácticamente rodeadas por las tropas ucranianas.

En Lugansk, los combates hace semanas que han llegado ya a la ciudad, en la que desde finales de julio han muerto más de cien civiles bajo fuego de artillería del que se acusan los dos bandos. La capital de la región homónima, habitada por medio millón de personas antes de la guerra, se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria, sin agua ni luz, sin comunicaciones y prácticamente desabastecida de alimentos perecederos y combustibles.

En Donetsk, los combates continúan en los accesos a la ciudad tanto desde el norte como desde el oeste, mientras que el fuego de artillería también ha llegado ya a algunos barrios de la urbe, los más próximos a la zonas donde combaten las fuerzas de Kiev y los sublevados. Cinco soldados ucranianos han muerto y otros 14 han resultados heridos en combate en las últimas 24 horas, según Lisenko. Los éxitos militares obtenidos en los últimos días por las fuerzas ucranianas les han permitido cerrar el cerco a la ciudad por el oeste y el norte.