Xirivella reduce la deuda a la mitad y acaba el año con un superávit de 972.000 euros

Los vecinos de Xirivella se manifiestan en contra del proyecto de remodelación de la V-30. / lp
Los vecinos de Xirivella se manifiestan en contra del proyecto de remodelación de la V-30. / lp

El Ayuntamiento destinará 355.000 euros de los 400.000 subvencionados para inversiones sostenibles en los dos próximos meses

VANESSA HERNÁNDEZ XIRIVELLA.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Xirivella (Sí se Puede, Compromís y PSPV) dio cuenta de la liquidación del presupuesto durante los años de legislatura. Desde el Consistorio consideraron que la gestión política que han realizado ha estabilizado al ejecutivo, que ha conseguido rebajar la deuda municipal y ha introducido mejoras en todas las áreas del Consistorio xirivellense.

Entre los datos ofrecidos resaltaron la disminución del endeudamiento casi a la mitad: de 18 millones de euros que el Ayuntamiento tenía de deuda en 2015, se ha reducido a 11 millones actualmente. Otra de las cifras que el ejecutivo local destacó fue el superávit económico, con 972.000 euros de saldo positivo en las cuentas municipales. Además, Xirivella se acogió al Plan Edificant de la Conselleria de Educación y destinó 2,4 millones de euros a mejoras en el CEIP Miguel de Cervantes y el Ramón y Cajal. Estos eran los dos centros que más precisaban reformas urgentes. Dentro del Plan Edificant, también están el resto de escuelas del municipio y la construcción del nuevo CEIP Gregori Mayans.

Eficiencia energética

Según fuentes municipales, el presupuesto municipal está basado en el plan de saneamiento que se apoya en la inversión en eficiencia energética para reducir gasto corriente. Por este motivo, las actuaciones en materia de sostenibilidad son las que más «rendimiento tienen para la localidad», según fuentes municipales.

Entre las iniciativas del Consistorio destacaron la renovación del alumbrado público por tecnología LED en algunas zonas de Xirivella o el cambio automático del funcionamiento de la temperatura en el Teatro Auditorio. Unas intervenciones energéticas a las que destinaron parte del dinero subvencionado. «Estamos contentos, esta iniciativa ha supuesto una reducción de consumo energético de 140.000 kilovatios hora al cabo del año y un ahorro económico de unos 30.000 euros anuales para el Ayuntamiento».

Otros aspectos que subrayaron fue la participación ciudadana en Xirivella. Sobre todo, la existencia de los consejos de barrio. Esta consulta permitió suprimir la celebración de festejos taurinos y ayudó con el proceso de elaboración del Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Un procedimiento que se centró en la renovación de infraestructuras básicas y en la accesibilidad urbana. Sin embargo, estas asociaciones ciudadanas no sólo aportaron propuestas de movilidad, sino que también se concentraron en contra el proyecto de remodelación de la V-30 que presentó el Ministerio de Fomento.

Los vecinos se manifestaron porque no estaban de acuerdo con ampliar las vías de este tramo de carretera cada cierto tiempo. Según los xirivellenses, este recorrido vuelve a congestionarse con el paso de los años. Además, según dichas fuentes, esta remodelación agravaba todavía más los problemas de movilidad del municipio. Por otra parte, desde el inicio de la legislatura, se insistió en fomentar el uso de las bicicletas dentro de la localidad y, tras el mandato, «se ha cuadriplicado el uso de este tipo de vehículos». Este comportamiento ciudadano convierte a Xirivella en la localidad de la comarca con más usuarios del sistema público de alquiler de ciclos.

«Ha sido posible gracias a las inversiones realizadas para adaptar el servicio a las necesidades de los jóvenes con la instalación de nuevas bancadas», añadieron fuentes municipales. Otros proyectos que se llevaron a cabo desde el Consistorio fue la creación del Aula Compartida. Con este programa los institutos tienen puntos de atención destinados a aquellas personas que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos