Vecinos de Rocafort piden un espacio de ocio nocturno

Los residentes carecen de opciones en la localidad desde que en el año 2016 cerró el único local disponible

UISO CRESPOROCAFORT.

«No hay muchos sitios donde los jóvenes puedan salir. Nos tenemos que ir fuera». Es el testimonio más común, recogido por LAS PROVINCIAS, de los vecinos jóvenes de Rocafort, a quienes les gustaría volver a disfrutar por la noches. Hasta 2016 disponían de un local que era el punto de encuentro de la gente del pueblo pero cerró. «Las quejas de los vecinos y los incumplimientos con la normativa» fueron los detonantes que provocaron su clausura, según informa el actual alcalde Guillermo Gimeno.

Desde entonces los residentes del municipio de l'Horta se tienen que trasladar a otros lugares para tomar algo de madrugada. «Si quieres alargar la noche en un pub o en una discoteca te tienes que ir a pueblos de al lado (Moncada, Museros o Foios) o directamente bajarte a Valencia, que es lo que solemos hacer la mayoría», lamenta una vecina. Esto provoca una «situación indeseable» para los jóvenes residentes.

Precisamente en esta localidad se abrieron los paelleros de la zona Bovalar que permitían su uso y disfrute. No fue algo duradero, sino que a consecuencia de una recogida de firmas por parte de algunos vecinos, en la que solicitaban regular el recinto, así como limitar el ruido y el acceso a la explanada, se procedió al cierre temporal en mayo. Las razones también iban ligadas a la contaminación acústica que generaban los usuarios, a altas horas de la noche, según apuntan fuentes conocedoras de la situación. Los residentes se quejaban de las grandes aglomeraciones que se formaban, tal y como informó este periódico. En su apertura, el gobierno anterior fijó un horario de 10 a 24 horas que no se respetó por parte de los usuarios.

Ante este problema, se optó por vallar la zona hasta que se encontrase una solución. «Se está trabajando en una nueva normativa, antes no existía», informa Gimeno. Por el momento no se contempla una fecha para su reapertura, aunque lo que sí que quieren instaurar es que se regule la entrada de la gente desde una puerta de acceso que, en principio, sería gratuita para los vecinos del pueblo.

El alcalde manifiesta a este medio su deseo de que los residentes de este lugar puedan disfrutar de un local de ocio nocturno. «Siempre que cumpla con la normativa, lo aceptaremos», asegura. La realidad es que a día de hoy no existe ese establecimiento deseado.

Huida de la juventud

Rocafort es el pueblo más rico de la Comunitat Valenciana y el quinto de España, con una renta bruta media de 51.056 euros, según la estadística del IRPF por municipios de 2016 que publicó la Agencia Tributaria en octubre de 2018. Sin embargo, los jóvenes que residen en esta localidad no se muestran esperanzados con su futuro. «Los que somos de aquí de toda la vida nos tenemos que ir fuera para independizarnos porque no podemos asumir el precio del alquiler», manifiesta un vecino. «La gente joven no vive en Rocafort», indica otro residente.

Con respecto a esta situación Gimeno asegura que van a intentar minimizar el coste. «Queremos subvencionar la línea de alquiler y compra». Añade que van a tratar de minimizar los costes para que la gente no tenga que marcharse fuera como sucede en la actualidad. Por este motivo, el reto es conseguir que la juventud se quede.