Vecinos de Manises piden proteger los árboles tras la caída de un ejemplar en Santa Félix

El árbol del barrio Santa Félix, desplomado sobre el suelo. / lp
El árbol del barrio Santa Félix, desplomado sobre el suelo. / lp

Los residentes destacan que la falta de cuidados ocasionó la rotura de la rama, que se desplomó sobre un banco de metal y rompió su estructura

VANESSA HERNÁNDEZMANISES.

Vecinos de Manises solicitan desde hace tiempo que se lleve a cabo un mayor mantenimiento y conservación de los ejemplares del municipio. Reclaman más protección para el arbolado, concretamente piden que se aumente el riego y los cuidados de limpieza, así como una solución a «los árboles sin podar». Una petición que ha cogido más fuerza tras los hechos ocurridos ayer en el barrio de Santa Félix.

Según fuentes vecinales, a las 21:30h, un árbol situado en el parque del barrio Santa Félix se desplomó sobre un banco de metal, rompiendo la estructura por la mitad. Aseguran que la rama del ejemplar se quebró de forma repentina, asustando a dos chicos que estaban sentados en la banqueta del parque.

«Ambos escucharon como un sonido resquebrajante. En un principio creyeron que eran ratas, pero enseguida vieron que fue la rotura del tallo», destaca una testigo del incidente.

Desde el Ayuntamiento indican que este derrumbe se originó a causa de un acto vandálico

Impacto

En este sentido, asegura que este ruido alertó a los muchachos, que consiguieron zafarse del impacto. No obstante, según esta residente, la rama llegó a golpear levemente los cuerpos de los chicos, ocasionando ligeros arañazos.

«Uno de ellos tiene rasguños en la espalda y al otro le han tenido que dar cinco puntos en la cabeza», apunta. Tras lo sucedido, se han vuelto a reactivar las criticas al Ayuntamiento por la falta de mantenimiento que, según los vecinos, padece la vegetación del municipio. En este sentido, afirman que el tronco se fracturó porque era un tallo seco de una gran envergadura. «El peso y la falta de cuidados pudo ocasionar su desprendimiento», inciden.

En esta línea, otros vecinos de la zona indican que este desenlace podría estar condicionado por la actitud de los jóvenes. «No sería la primera vez que algunos chicos del municipio se cuelgan de las ramas de los árboles», señalan. Unas declaraciones que comparten desde el Ayuntamiento. «Es un acto vandálico en toda regla, puesto que el ejemplar estaba sano y cuidado», destacan fuentes municipales.

En este sentido, informan de que el Consistorio tiene un plan de mantenimiento integral que consiste en el diseño de un plan de poda que mejore el estado de la limpieza de tallos secos, rotos, mal formados o en deficiente estado. Sin embargo, este medio se ha puesto en contacto con los dos jóvenes y aseguran que «nosotros sólo estábamos sentados en la banqueta hablando».

«De todas formas, es imposible llegar a romper una rama de esta índole», señalan. Apuntan que en el municipio no existen pautas de conservación, ni revisiones, ni mucho menos podas.

«Este incidente era de esperar», subrayan. En este sentido, los vecinos reclaman inspecciones de las zonas verdes para detectar las que necesitan rebajar las copas y el abundante ramaje.