Vecinos de Burjassot llevarán al Síndic de Greuges el «ninguneo» de Sanidad

Profesionales y usuarios, ayer tarde, en las puertas del centro de salud durante la protesta. / lp
Profesionales y usuarios, ayer tarde, en las puertas del centro de salud durante la protesta. / lp

La plataforma cívica denuncia las deficiencias que arrastra el centro de especialidades tras cuatro meses de movilizaciones «sin ninguna respuesta»

MARINA COSTA BURJASSOT.

La Plataforma Burjassot por una Sanidad Digna denunciará al Síndic de Greuges la situación que arrastra el centro de especialidades de la localidad y el «absoluto ninguneo» de la Conselleria de Sanidad, tras cuatro meses de movilizaciones «sin obtener ni una sola respuesta».

Precisamente ayer, usuarios y profesionales del centro volvieron a concentrarse en las puertas de las instalaciones sanitarias para reivindicar «una sanidad pública, digna y de calidad» y una ambulancia con conductor (Transporte no Asistido) para que los médicos puedan cubrir las urgencias con eficacia.

Los vecinos comenzaron las movilizaciones en el mes de septiembre y «el 29 de noviembre presentamos un escrito, con más de 4.000 firmas, reclamando soluciones a todos estos problemas. Desde entonces, nadie de la Conselleria ha querido hablar con nosotros. Hemos pedido reuniones con la dirección y hasta con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y no han dado la cara. Creemos que ignorarnos y no contestar a los vecinos no es lo más adecuado», destacaron ayer desde la Plataforma Burjassot por una Sanidad Digna.

La entidad cívica afirma que seguirá movilizándose y acudirá al Síndic para «que escuche nuestras reivindicaciones, ya que Sanidad no lo hace».

En los escritos remitidos a la Conselleria «pedimos que se tenga en cuenta a las más de 38.000 personas que habitamos este municipio y nuestras demandas y así lo hicimos constar con las más de 4.000 firmas recogidas en un tiempo récord».

Usuarios y profesionales del centro denuncian «listas de espera de más de más de medio año para especialidades como Urología o Trauma. Una cita con el médico de cabecera supone aguardar una media de doce días. Este no es el servicio sanitario que nos merecemos».

La retirada de una ambulancia para cubrir las urgencias médicas ha obligado a facultativos a tener que «acudir a servicios en patinete o caminando hasta dos kilómetros. Hemos ido también con nuestro coche particular, buscar una calle de madrugada, localizar aparcamiento... eso no es operativo. Ahora tenemos un coche rotulado, cedido por la Conselleria, pero tampoco resuelve el problema, es un parche».

Grietas y material roto

Los denunciantes también han lamentado el cúmulo de «desperfectos» que salpica todo el centro de especialidades. «Hay numerosas humedades, agujeros en puertas, techos tapados con periódicos, grietas en paredes, focos estropeados, falta de espacio para el material de curas, camillas rotas y hasta frigoríficos y taquillas personales tapando puertas y accesos básicos».

Una de las zonas con mayor número de problemas es el sótano. «Está en unas condiciones insalubres, con acumulación de basura, máquinas de radiología sucias y sin uso y todo tipo de aparatajes abandonados».